sábado, 6 de septiembre de 2008

Mi pequeño me pega

Algunos padres, alarmados, consultan porque su hijo les pega siendo pequeñitos. A partir del año. Ellos han intentado educarlo lo mejor posible pero les ha salido agresivo y respondón. Cuando se enfada con ellos o coge una rabieta les pega ¿Qué le pasa, doctor? ¿Cómo puede ser tan violento desde pequeño? ¿Cómo puede pegar a sus padres o a sus abuelos que lo quieren tanto?

No se explican cómo ha podido adquirir esta actitud si no tiene hermanos y no lo puede haber aprendido de otros. Las conductas agresivas como morder, pegar, romper, escupir, tirar son manifestaciones primitivas de enfados no controlados. Unos se aprenden por casualidad. Por ejemplo, morder suele aprenderse al empezar a masticar.

Pegar es un acto aprendido. Y no lo aprende viendo la tele, a estas edades, ni viendo a otras personas. Los padres de estos niños son buenísimas personas que por supuesto tampoco se pegan entre ellas. Pues si todo va bien ¿cómo demonios lo aprende?

Es muy sencillo. Los papás con su buena fe intentan disciplinar al niño como dDos les da a entender. Y es cierto que el niño aprende por repetición. Muchos papás, con la mejor intención y sin ser un maltrato dan un pequeño golpecito-a modo de cachete muy suave en la mano del niño si va tocar una cosa peligrosa / valiosa o en el culo sobre el pañal. Con este golpecito dan a entender al niño que su conducta es incorrecta y, a la larga, consiguen que no toquen las cosas.

Hasta ahí parece una cosa razonable y no lesiva para el niño. Sin embargo, ahora nos hemos de poner en el lugar del niño; él ve que las personas que más le quieren le “pegan” cuando hace algo mal. En su interior piensa: “si yo, al hacer las cosas mal o que no les gustan me pegan yo cuando vea que hacen algo que no me gusta, aunque les quiera mucho, también les pegaré”. Dicho y hecho, al ir creciendo esta conducta aprendida la empleará contra sus padres sin que éstos hayan captado el origen del problema.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Más razón que un santo...esta estupidez tb la había observado yo en otros papás....
Saludos Doc!

Cristina dijo...

Parece que gana el SI por goleada, pero asi no podemos reprochar nada a los hijos si primero los padres no damos ejemplo (y me incluyo).

Los niños repiten los que hacemos los padres, aunque nos empeñemos n inculcar eso de "haz lo que yo diga pero no lo que yo haga". Los niños hacen los que ven, y los pares somos sus mayores modelos.

Saludos,

Cristina

lady jekyll dijo...

Cuando éramos unos enanos, mi abuela nos arreaba con una zapatilla en el trasero cada vez que nos portábamos mal. No por ello nos traumatizó ni mucho menos. Nos venía de perlas y nos lo ganábamos a pulso (pobre abuela lo que tuvo que aguantar). Sin embargo, jamás se nos ocurrió levantarle la mano a un adulto...
Aunque los tiempos han cambiado, creo que un cachetito de vez en cuando no es malo cuando se es consecuente.

Anónimo dijo...

Hola,aprenden todo lo que ven pero mi hijo tiene 22 meses, tambien empezo a devolver el cachete, hasta que le hemos podido quitar esa mania, aunque de vez en cuando se le escapa. Ahora la mania que tiene es que se va enfadado y levanta la mano hacia arriba como diciendo dejame en paz . la vedad que es un personajillo que no se le ocurre nada bueno.

Anónimo dijo...

Mi hijo tiene 15 meses, nunca le he dado un cachetito en el pañal o en la mano, cuando no quiero que toque algo lo separo y le digo que no.
Cuando se enfada o está frustrado porque no le sale algo no pega, se agarra de la ropa tirando de ella y patalea el suelo.
Me llama mucho la atención que para ser tan pequeño tiene mucho carácter, cuando no le sale algo se enfada muchísimo y llora.