sábado, 24 de octubre de 2015

Last chance


miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Tiene usted un@ hij@ con tratornos del comportamiento, TDH o similar?

Recuerde si tomó algo de alcohol durante el embarazo o cuando todavía no sabía si estaba embarazada. Que el alcohol es un tóxico para el feto es un efecto conocido desde hace años. Lo que no se sabe es qué cantidad de alcohol puede producir daño cerebral, tal como afirma la Academia Americana de Pediatría.

El alcohol durante el embarazo puede alterar el sistema nervioso del feto dando lugar a un espectro de manifestaciones, que varían desde  leves a muy graves.  Abarcan una amplia variedad de defectos físicos y trastornos cognitivos, conductuales, emocionales y adaptativos. Por todo ello, en la actualidad se engloban dentro de llamado Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal. Dentro de este espectro se encuentran los trastornos del neurodesarrollo relacionados con el alcohol Y sus manifestaciones son muy variadas: discapacidades intelectuales, problemas de conducta y aprendizaje. Algunos son tan sutiles como el mal rendimiento escolar con dificultades con las matemáticas, la memoria, la atención, y escaso control de sus impulsos.

Yo creo, aunque no lo puedo demostrar, que algunas alteraciones que se ven en los niños podrían ser debidos a una ingesta durante el embarazo no valorada.