sábado, 29 de noviembre de 2008

Un comentario sobre la ayuda cultural y ligüistica en catalán

Una vez colaboré con una revista de información de actividades culturales para padres llamada TOC-TOC. Me pareció de gran ayuda para los papás. Por pura casualidad, ayer vino una mamá con sus dos hijas a visitarse y me recordó el artículo que yo había escrito. Le pregunté que tenía que ver con TOC-TOC y me dijo que trabajaba en ella. Como estaba al lado de mi ordenador me hizo entrar en la web y me quedé perplejo; les recomiendo que entren ella los que sepan catalán. Pero eso no es lo importante sino que esta web está realizada solo por cuatro personas, una de ellas la madre en cuestión. Todas ellas lo hacer por amor al arte no consiguen ninguna subvención ni de los responsables de cultura, política lingüística o bienestar social. Es un trabajo desinteresado brutal.

En vez de poner multas contra las rotulaciones en español podrían ayudar a todas estas iniciativas. El "truco del almendruco" para que no te pongan una es rotular, si se puede, en un idioma extranjero por ejemplo yo me pondría un letrero "Dr. Santi, Pediatric Center" y asunto arreglado.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Infocefalia

Este nombre tan raro corresponde al de una web de un grupo de padres preocupados por la falta de información que reciben los nuevos papás sobre las deformidades craneales del bebé evitables con una buena información. En otras ocasiones les he hablado de las deformidades producidas por una mala postura de la cabeza mientras el bebé duerme boca arriba y no tendrían porque ocurrir, si los padres supieran de antemano las causas y las medidas de prevención. Algunas deformaciones, las menos, son debidas a la "soldadura precoz"-craneoestenosis- de la suturas (bordes) de los huesos de la cabeza y necesitan ser examinados por un neurocirujano. Precisamente en nuestro hospital es unos de los que más experiencia tiene de España en la cirugía de la craneoestenosis.

Les recomiendo entrar en esta web si quieren más información sobre la plagiocefalia, la craneoestenosis y el "tummy time" -tiempo de barriga o boca abajo. También hay otra asociación de padres de niños con plagiocefalia (A.P.N.P) muy completa. Para entrar en ella pulse aquí.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Tengo un yerno que no me lo merezco

Mi hija está felizmente casada con un "pájaro" de cuidado. Biólogo, periodista y divulgador científico es un pozo de ciencia gracias a su trabajo en una revista muy interesante. Con él me llevo asombrosamente bien. Cuando veo personas brillantes y trabajadoras cuya aportación al conocimiento es notable y pasan por la vida de forma recatada en comparación, por ejemplo, con nuestro esforzado Príncipe Felipe, trabajador donde los haya, te das cuenta que la vida es injusta. El príncipe Carlos de Inglaterra, ya ha cumplido 60 tacos y tampoco ha hecho nada; pobrecillo. Se le ha pasado la paella y el conejo a la camila... (perdón por ser un poco soez).

Encontrar en tu vida personas así e incorporarlas a tu família es , como decía mi abuelo el Dr. Lorenzo García-Tornel, ganar un hijo político al que por suerte, y no todos la tienen, al cabo de un tiempo ya se convierten sólo en hijo.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

No se si instalar una consulta pediátrica automática

Los guionistas de etb2 cadena vasca de TV son geniales. Sus gags son divertidísimos e ingeniosos y uno de ellos me ha dado una idea para implantar un servicio automático de pediatría equivalente al que les muestro en este vídeo. ¿Se imaginan a los papis apretando botones en la "cabina del Dr. Santi"? Mientras yo podría estar en Hong Kong mirando relojes, mi pasión preferida. Digo Hong Kong porque es la ciudad con más relojerías "de postín" por metro cuadrado que he visto. Es una gozada porque entras miras y sales sin comprar por los astronómicos precios. Pero como dice mi mujer así "educo el gusto". Llevo años educándolo y ocasionalmente me cae algún relojillo aceptable. Voy a estudiar la forma de adaptar este vídeo a mi consulta.

video

martes, 25 de noviembre de 2008

El caballo de Miguel. Historias extraordinarias del Hospital Sant Joan de Déu

Hace un tiempo des conté la historia del Caballo Azul; el "otro" hospital" basado en lo que iba a salir después. Yo ya sabía que se estaba gestando un libro escrito por Tina Parayre que acaba de ser publicado bajo el título "El caballo de Miguel. Historias extraordinarias del Hospital de San Joan de Déu". Ha saido con fuerza, con brío, llamando la atención a mucha gente y grandes periodistas como Màrius Carol, vecino de mi calle, aunque él no me conoce. Este libro es diferente.

Pero aparte de recomendarles que lean el libro yo quiero hablarles de Lady Tina. Es la jefa de los voluntarios que van al Hospital. Muchas mañanas me tomo un cortadito con ella y Lady Eugenia Carpenter. Las dos son bellísimas personas y admiro su fe en Dios y en la Iglesia. Yo fui a un colegio religioso pero nunca he creído que la Iglesia Católica sea "la verdadera". Todas son verdaderas y falsas. Lo cierto es que los jesuitas no lograron convencerme. En nombre de las religiones se han hecho y se hacen muchas barbaridades. Me gustaría conocer el budismo pero la falta de tiempo me impide profundizar en él.

Al decir todo lo anterior no me siento nada incómodo con ellas; ni ellas conmigo tampoco. Creo que nos apreciamos después de tantos años de trabajar juntos y, es más, día a día sigo admirando su fe religiosa sin que hayan logrado "darme la fe que ellas tienen".

Estoy contento. En La Vanguardia salió ayer toda una plana dedicada a ella y a los voluntarios. Por lo menos sirve de de homenaje a todas esas personas anónimas que dedican parte de sus vidas a mitigar el dolor de los demás. Y eso sólo lo pueden hacer los "elegidos", los demás somos caminantes sin camino en busca de una felicidad que no llegará nunca.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Paruresis; hombres con imposibilidad de orinar en público

En los hombres hay un trastorno muy interesante, frecuente y desconocido, la paruresis. ¿Que es eso, doctor?

La paruresis, también conocida como síndrome de la vejiga vergonzosa, timidez vesical o urofobia, se caracteriza por la dificultad o imposibilidad para lograr la micción en baños públicos o en aquellos lugares donde hay otras personas presentes. El trastorno puede manifestarse con diverso grado de intensidad: en los casos más graves, los individuos pueden ser incapaces de orinar fuera de casa e, incluso, en su propio domicilio cuando otras personas están esperándolos; cuando la afección es más leve pueden orinar en cualquier lugar público, siempre que cuenten con suficiente intimidad (por ejemplo, separaciones individuales altas en los mingitorios). Se calcula que sólo en EEUU hay más de 20 millones de personas con este trastorno y de 1 a 2 millones cuya vida social y profesional están gravemente afectadas por él.

La paruresis puede llegar a afectar tanto la vida diaria por la necesidad de disponer de un baño seguro que restringe también su libertad cuando se encuentran fuera de casa, al viajar, al asistir a diversos eventos sociales o lúdicos - como ir al cine o el teatro- e, incluso, limita las realizar algún tipo de trabajo laboral. Algunos no se atreven a beber o aguantan al máximo la sed para no orinar fuera "de un lugar seguro".

No se saben con certeza las causas de este trastorno. El origen psíquico es, casi con toda seguridad, más importante que el físico. Una mala experiencia puntual, a menudo durante la pubertad, suele provocar la primera reacción parurética, la cual deja una impresión tan determinante que, a partir de aquel momento, ya no puede ir a un servicio de manera relajada. Este tipo de experiencia puede tener diferentes causas: puede ser debida a un complejo de inferioridad, a una situación de estrés o a un problema familiar. En mi consulta algunos chicos me han explicado que una de las formas de "fastidiar" a los otros es interrumpirle la micción dándole un golpe en la espalda o darle una patada en el trasero.

¿Por qué a las mujeres les ocurre menos? Ellas tienen la ventaja de orinar "en la intimidad" pero en cambio tienen que hacer más colas. El mundo está mal repartido. ¿Qué ocurriría si las mujeres tuvieran que orinar en un lavabo como el de la otra foto?

domingo, 23 de noviembre de 2008

Alimentos caducados, mi primera reclamación a El Corte Inglés

Soy un fan de El Corte Inglés. Hasta ahora nunca había tenido problema alguno, los dependientes son amables, la calidad excelente y el servicio postventa serio. Sin embargo, ayer tuve mi primer primer tropezón en el supermercado. Me gusta comprarme el Knorr Vie, recomendado por mi amigo Sir Cavalieri, del cual me tomo uno por la mañana antes de ir al hospi para tener más energía que el negrito de Cola-Cao.

Justo antes de ir a la caja me di cuenta de que llevaban un mes y medio caducados; pedí por el responsable y después de ardua busca se presento y al decirle lo que ocurría me espetó con un seco:"no puede ser", saqué uno de la cesta y se lo enseñé: caducidad 1-8-2008. "Acompáñeme" y en la estantería de la fruta encontré siete envases más. "Alguien se habrá equivocado, coja de los otros". Así lo hice y me lo quedé mirando pero no conseguí ni una explicación ni una disculpa. Le solicité un documento para hacer una reclamación pero no existen en el supermercado. Me fui a la Atención del Cliente en la que habían tres empleadas pero sin trabajo; expliqué lo sucedido y me dieron un cartoncito, "rellénelo". Al acabar me soltó "ya le llamarán". "¿No me da un resguardo?" No, no lo dan. Así que me marché con mi sugerencia de que tengan más cuidado pero desconozco si llegará al destino correcto. Este es el motivo de hacerlo público; no quiero fastidiar a El Corte Inglés sino ayudarle para que estas cosas no sucedan.

Hemos de aprender a reclamar con amabilidad. Es un deber de buen ciudadano.