sábado, 14 de junio de 2008

Wernher von Braun


En esta entrada me hubiera gustado poner una cita de Wernher von Braun, famoso ingeniero alemán, pero estoy a miles de kilómetros de mi ciudad natal, con un teclado en inglés, que no anda ni a tiros. Avisaré a mi red personal de ingenieros de telecomunicaciones vigilantes de mis ocurrencias para ver si lo pueden subsanar en la central secreta situada en Castillejo de Mesleón (Segovia). La tecnología, como el chiste del avión automático en el que el aeroplano les dice a los pasajeros después de haberles soltado una perorata sobre sus maravillosas capacidades tecnológicas: "... y comprobarán que nada falla, nada falla, nada falla, nada falla..."

8.54 am: problema resuelto (¡gracias, miembros de mi unidad secreta!); ahí va la frase:

"Cuando lo creas todo perdido, no olvides que aún te queda el futuro, tu cerebro, tu voluntad y dos manos para cambiar tu destino".


viernes, 13 de junio de 2008

Bromo para las piscinas. Lo ignoraba

El otro día estaba dando una clase a padres. Hablábamos de los tipos de otitis; cuales son las de verano y cuales las de invierno. Salió el tema de desinfección de las piscina y una madre preguntóme: "Doctor, en mi casa usamos el bromo, ¿que tal?" Yo conocía la ionización y el cloro pero le tuve que confesar mi ignorancia supina sobre el mismo. Le prometí que haría un esfuerzo y le contestaría en este blog. Creo que ya estoy en condiciones de hacerlo.

En primer lugar quiero aclarar a los malpensados ancianitos que hicieron la "mili", como un servidor y algún fray alocado, que no se debe confundir el bromo con el bromuro. Éste último hízose famoso por la larga duración del servicio militar obligatorio. Los soldados, faltos de cariños femeninos y en plena explosión hormonal, hacían diabluras para calmar la "llamada de la carne". Para combatir esta “actividad furtiva” el ejercito aderezaba el rancho de la tropa con bromuro, un compuesto capaz de disminuir el deseo sexual hasta cotas próximas a una castración…

Las piscinas no han de perjudicar a la salud de los bañistas. Hay multitud de métodos, tanto físicos como químicos, para mantener el agua en condiciones. Todo el mundo sabe que, hasta hace poco, el producto más utilizado era el cloro tanto en piscinas privadas como públicas. El "olorcillo" que desprende es inconfundible y se vende con una gran variedad de presentaciones: gas, líquido, tabletas, granulado, bloques, de disolución lenta y rápida, estabilizado, no estabilizado... En fin, un mareo. La idea es que se mantenga estable en el agua el mayor tiempo posible.

El bromo también tiene propiedades desinfectantes pero como es más difícil de obtener que el cloro se había usado poco por ser más caro. Se vende en forma de tabletas. Los dos tienen una eficacia desinfectante similar pero el bromo es más activo a pH elevados.No provoca malos olores ni irrita la piel, los ojos, mucosas, cabello o ropa. también tiene más capacidad de eliminar las algas.
Cuando se temía por la sequía pensé que el verano pintaba mal por riesgo de otitis del nadador o conjuntivitis químicas para exprimir al máximo la posibilidad de no cambiar el agua. Ahora ha llovido y como dice el dicho "má vale que zu zobre que que zu falte".

Así que he aprendido una cosa nueva: el bromo es mejor que el cloro para las piscinas.

jueves, 12 de junio de 2008

Mario Capecchi ¿sabe quién es?

Me gustaría conocer su biografía detallada muy especialmente en sus primeros 20 años de edad. Tiene unos pocos años mas que yo. Aprendió a leer y escribir a los 13 años y ahora es, dentro de su sencillez y bonhomía, una autoridad mundial. ¿De qué? Sigan leyendo.

Gracias a la búsqueda en internet he encontrado esta asombrosa historia. Parece casi increíble pero es cierta. ¿Cómo son los genes de estos individuos? ¿Porqué tienen esta resiliencia tan destacada? Sigan este relato del Correo Digital . Colosal.

"Mario es de origen italiano y tiene 71 años. Nació en Verona el 6 de octubre de 1937, casi la misma fecha en que ganó el galardón. Es una casualidad que se repite en su vida. El padre de Capecchi, Luciano, murió en África en la Segunda Guerra Mundial, disparando contra aviones estadounidenses. «O eso creo, oficialmente fue declarado desaparecido», precisaba ayer en la prensa italiana contando sus recuerdos. Su madre, en cambio, era una poetisa de vida bohemia, profesora en la Sorbona e hija de una pintora norteamericana de la Belle Epoque instalada en Florencia y casada con un arqueólogo alemán. Lucy Reinburg era pintoresca y conocida por sus ideas antifascistas. Ya en 1941 la Gestapo llamó a la puerta de su casa. Fue deportada al campo de concentración de Dachau como prisionera política. El pequeño Mario, con cuatro años, se quedó solo y fue a parar a una familia de campesinos tiroleses en Bolzano, en los Alpes italianos de la zona más germánica. Sus padres ya habían acordado con esta familia, pagándoles dinero, que se ocuparan del niño si les pasaba algo.

Mario creció en el campo y aún evoca el olor de las uvas en la vendimia, pero al cabo de un año le dijeron que se había acabado el dinero de sus padres y lo pusieron en la calle. Tenía cinco años. «Estuve vagando por los caminos entre Bolzano y Verona, comiendo lo que podía, con otros grupos de niños. Robábamos para comer, nos daban caza, nos escondíamos en barriles, en establos, siempre huyendo», recuerda. «Sólo pensaba en comer, evitar el peligro y sobrevivir». Así pasó tres años. Un día se puso muy enfermo y, no sabe cómo, se despertó en un hospital de Reggio Emilia. Era 1945. Alguien que lo encontró tirado en la calle lo llevó a una casa de monjas. Tenía tifus y habría muerto sin un médico. Él y otros niños dormían desnudos en colchones, sin sábanas, y su única comida era café y trozos de pan.

El 6 de octubre de 1946, otra vez su cumpleaños, apareció su madre por sorpresa. Liberada por los aliados, llevaba meses buscándole. Enseguida emigraron a EE UU, donde el tío Henry, hermano de ella, era físico en Princeton. Por allí llegó a ver una vez al que había sido otro niño pobre, Albert Einstein. «Lo increíble es que al día siguiente de salir de Ellis Island (el puerto de llegada de los inmigrantes en Nueva York), ya estaba sentado en una clase», se asombraba todavía ayer Capecchi. Vivió en una comunidad cuáquera de Filadelfia y a partir de aquí su historia es la de un chico normal: aprender a leer y escribir, el bachillerato en Nueva York, universidad en Ohio y, luego, Harvard, donde encontró a Jim Watson, padre de la genética moderna. «No sé si la experiencia de mi infancia ha contribuido a mi éxito, o si lo he conseguido a pesar de esa experiencia», razona sin salir de dudas. Su madre murió en 1989 sin superar el trauma de Dachau. Su hijo investiga células madre para combatir enfermedades incurables, sigue luchando por la supervivencia. En Italia, su país de origen, no podría hacerlo. Está prohibido."

Lean lo que resumió el periodista Lluia Amiguet en La Contra de La Vanguardia.

Nobel y mendigo
"Familia desestructurada sin padre y con una madre bohemia que acaba en la cárcel; su hijo con cuatro años mendiga y roba en las calles": podría ser la infancia de Al Capone y, en cambio, es la de uno de los seres más inteligentes y bondadosos que he conocido. Nobel de Medicina, sí, pero créanme que en él no es lo más importante. Su franca sonrisa, su talento, su optimismo y su incapacidad de hablar mal, incluso de los granjeros que yo - más cínico- diría que le abandonaron por dinero, hacen de Capecchi uno de los personajes que han pasado por La Contra que, de paso, han cambiado mi vida. Tras conocerle, me lo pensaré dos veces antes de quejarme de mi mala suerte o de hablar mal de alguien.

miércoles, 11 de junio de 2008

Anuncio: selección de personal

video

Se precisa personal friki en informática casera, con Skype, para trabajo apasionante. Edad: no importa mientras les funcione el "coco" y tengan niños pequeños "con mala uva". Se requiere voluntad férrea, inasequilibilidad al desaliento y con ganas de cooperar. Curiosos abstenerse. Honorarios: en función de la valía y aspiraciones del candidato pero como todo está por la nubes, de momento, permanecerán congelados.

Muestro una pequeña demo del Dr. Santi. Viéndola, él mismo se ha dado cuenta de que tiene un defecto en los labios debido a un fallo en el músculo angulo oris. Igualito que Sivester- menudo nombre, un cachas llamado Silvestre, sin querer ofender a los otros- Stallone con la única diferencia de que él vive en Hollywood y yo en la Ciudad Condal.

Para más información escriban a la siguiente dirección de correo electrónico: stornel@hsjdbcn.org

martes, 10 de junio de 2008

Salvados por la tos del niño

Ayer hice una curiosa visita. Un bebé de 10 meses salvó a su madre y a sí mismo de morir por inhalación de humos mientras estaban durmiendo. Un recipiente de plástico se incendió en la cocina pero no con llamas sino con una combustión lenta. Empezó a llenarse el piso de humo. Mamá y bebé dormían en un extremo de la casa plácidamente. El humo empezó a llenar el dormitorio y el bebé inició un ataque de tos tan fuerte que despertó a la madre. Al encender la luz no veía nada. Cogió al niño y, al no observar fuego en el pasillo, salió corriendo escaleras abajo pidiendo socorro entre ataques de tos

Tras llegar llegar los bomberos se comprobó que la gran cantidad de humo había sido provocado al quemarse únicamene por un simple plástico. Podían haber muerto por falta de visibilidad e inhalar tóxicos.

No me canso de repetir que la mayoría de los niños y adultos atrapados en un incendio no mueren "quemados vivos" sino que lo hacen por la inhalación de humos. Sólo quiero hacerles una pregunta ¿cuantos de ustedes tienen alarma de humos en su casa? Me imagino que muy pocos. ¿Y extintor? ¿cuantos tienen extintor?

lunes, 9 de junio de 2008

Ojo con los vasitos de vino

“Fumar puede matar”, “Fumar provoca cáncer”, “Fumar perjudica la salud de los que te rodean”, "Fumar produce impotencia sexual" Ustedes creen que alguien hace caso de los eslogans de las cajetillas. Yo no.

Se acercan las vacaciones, descanso, comida, bebida, aumento de relaciones sexuales, fiestas populares y verbenas. Normal, es la vida veraniega. Diversión y solaz. Se me ocurre, sin embargo, aguarles un poco las fiestas a raíz de un regalo de unas botellas Vilnius Priorato y he leído la etiqueta; ni una mención sobre el riesgo de tomar alcohol durante el embarazo.

Aunque la gente sabe que ingerir alcohol durante el embarazo puede afectar al feto la mayoría de futuros padres no tienen ni idea de la magnitud del problema y las consecuencias futuras para su bebé. El alcohol (vino, cerveza o licor) es la principal causa evitable de anomalías congénitas físicas y mentales. Cuando una mujer bebe alcohol durante el embarazo, se arriesga a que su bebé nazca con el síndrome de alcohólico fetal (SAF) nada menos que a 1-3 de cada 1000 recién nacidos.

Otros, 9 cada 1000 recién nacidos, tienen síntomas menos acusados y se denomina trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol (TDNA) y no se diagnostican. Las características de los niños con SAF son: bajo peso al nacer, retraso del crecimiento y del desarrollo, rasgos faciales peculiares, problemas de coordinación y de motricidad fina, escasas habilidades sociales como relacionarse con los demás, retraimiento social, dificultades de aprendizaje, deficiente comprensión lingüística, problemas de comportamiento, como hiperactividad, falta de concentración, testarudez, impulsividad y ansiedad. Los niños con TDNA presentan los mismos síntomas, pero en menor grado y tienen menos probabilidades de presentar deficiencia mental. A medida que el niño con SAF crece los problemas se hacen mayores llegando a afectar la salud mental, comportamiento antisocial e incapacidad para vivir de forma independiente. Su comportamiento recuerda mucho al del TDAH (el 41%) y, a menudo, no se les diagnóstica adecuadamente.

Está claro que abusar del alcohol durante el embarazo es peligroso, pero ¿y tomarse sólo una copa de vez en cuando? ¿Qué cantidad de alcohol se considera excesiva? No se sabe la cantidad de alcohol que puede provocar este síndrome pero puede variar desde una bebida moderada, antes de saber que está embarazada, hasta una copa ocasional o una borrachera tanto en el primer trimestre del embarazo como al final ya que el alcohol es un neurotóxico potente.

En otros países es obligado el etiquetado de las botellas advirtiendo de este riesgo. No me consta que en España, gran productora y consumidora de vino, sea así.

¿Cuántos niños con problemas mentales podríamos evitar?

domingo, 8 de junio de 2008

Lord Ignatius versión 6.0; planificando un crucero

Ayer a mediodía me invitaron a comer a casa de una de mis Cármenes y su egregio esposo, Lord Igtatius. ¿Motivo? planificar un crucero. Jolín, tal como está la economía y usted, doctor Santi, a gastar petróleo para su solaz.

Bueno, no voy a explicar los entresijos de esta iniciativa pero es por una causa justa y noble. No nos damos cuenta pero cada cumpleaños es un día único; no volverá. El paso por las decenas es alegre o incómodo según se mire. Los 20, 30 plena juventud, los 40 juventud madura pero lo que no hayas hecho a los 40 difícilmente ya lo harás a los 50. A los 60 es la adolescencia de la madurez; empieza la precaución sobre el futuro y bastantes de nuestros compañeros de colegio ya han fallecido.

Pues bien. Este crucerillo es para celebrar la mejora del software de Lord Ignatius, personaje entrañable, amigo de sus amigos, bon vivant, esposo, padre y abuelo amantísimo y generoso hasta lo indecible. Yo le quiero mucho porque nos conocemos desde que llevábamos pantalones cortos.

Sabido es que los programas informáticos van numerándose a medida que se añaden mejoras. Por eso acaba de aparecer la versión Lord Ignatius 6.0 si a esto le añadimos que tiene un hardware como Lady Carmen la combinación es perfecta.

Desde aquí quiero rendir mi homenaje, mi admiración y mi amistad a Lord Ignatius cuya vida guarde Dios muchos años.