lunes, 4 de diciembre de 2017

Fracaso escolar, trastornos en el aprendizaje escolar por el Dr. Gastaminza (3)

El Xavier A. Gastaminza Pérez, de la Unidad de Paidopsiquiatría (Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona) ha escrito una excelente monografía sobre este tema para los pediatras. Con su permiso reproduzco algunos párrafos que son muy interesantes para los padres.

En esta parte describe los factores -más frecuentes- del propio niño que pueden contrubuir al fracaso escolar:
  1. Niño (adolescente) con poca o ausente motivación. La motivación comporta un estímulo fundamental para la consecución del objetivo, en este caso del éxito escolar o del fracaso escolar. Si bien puede ser debido a factores externos, como vimos anteriormente, es un elemento muy importante del rendimiento. Ese frecuente “el cole es un rollo...” “es aburrido...” pueden ser expresiones de esta falta de motivación y causa del fracaso escolar. En este apartado están incluidos los niños superdotados o con altas capacidades que, frente a las tareas y temas estándar, pueden encontrarse con un gran desequilibrio por serle de niveles muy bajos, poco estimulante y por ende aburridas y desmotivadoras.
  2. Niño (adolescente) con rechazo escolar. Siempre se ha de valorar la situación en un niño que rechaza ir al colegio por que suele corresponder con algún problema o disfunción ya del niño, ya de compañeros ya con profesores, todo ello o incluso ser por una patología paidopsiquiátrica (como es el caso de la fobia escolar o el trastorno por ansiedad de separación). En este caso no es adecuado la minimización del problema al “…es cosa de niños” El tema del acoso escolar es un tema grave (por sus repercusiones pudiendo llegar al suicidio) de presentación creciente y de frecuente desvalorización por el entorno, que se agrava con la no infrecuente extensión de su ejecución con los medios digitales (teléfono, internet, WhatsApp, Facebook, Instagram, telegram…). En el trastorno por ansiedad de separación el niño presenta una crisis aguda de ansiedad, usualmente muy aparatosas con lloro, manifestaciones neurovegetativas varias con la separación con la persona (más frecuentemente la madre) con la que presenta una vinculación afectiva de dependencia, clínica que se normaliza con su presencia o proximidad. En el caso de la fobia escolar, aunque poco frecuente, es de destacar por su no infrecuente debut como molestias somáticas generales inespecíficas como: abdominalgia, dolores musculares, náuseas, e incluso febrícula que son motivo de consulta a su pediatra, sin una correspondencia clínica ni en las pruebas complementarias. Existe algún autor que lo vincula con el Trastorno por ansiedad de separación sin que exista una evidencia que lo corroboré. 
  3.  Niño (adolescente) con consumo de tóxicos, especialmente el uso y menos el abuso, que más frecuentemente es de cannabinoles y derivados cannabinoles, aunque no exclusivamente. Asi también se ha de considerar otros tóxicos también usados: alcohol, estimulantes (éxtasis y otras “pastis”, cocaína…) y otras. 
  4. Niño enfermoEs evidente que cualquier patología médico-quirúrgica, aguda o crónica, ya de clínica manifiesta o subclínica puede causar unas condiciones inadecuadas o incluso malas para un normal desempeño escolar, siendo por ello un área en la que el papel del Pediatra, especialmente de atención primaria, el fundamental para su detección y tratamiento precoz o la mejor orientación. De esta forma se puede incluir en este apartado cualquier posible patología pediatrica desde las más frecuentes a las menos comunes (como podría ser el ejemplo de la fatiga crónica en Pediatría que, aunque poco frecuente está incrementándose su incidencia asi como las edades de inicio). En este apartado podemos incluir también la obesidad, la llamada epidemia de la sociedad occidental del siglo XXI, por no infrecuente motivo de rechazo por sus compañeros, burla e incluso de acoso escolar.

martes, 21 de noviembre de 2017

Fracaso escolar, trastornos en el aprendizaje escolar por el Dr. Gastaminza (2)

El Xavier A. Gastaminza Pérez, de la Unidad de Paidopsiquiatría (Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona) ha escrito una excelente monografía sobre este tema para los pediatras. Con su permiso reproduzco algunos párrafos que son muy interesantes para los padres.

"La clase, el grupo y los amigos de clase son un grupo no natural creado por razones económicas y sociales para la mejor formación de nuestros niños y adolescentes. Su nexo de unión son los estudios, cuyo aprovechamiento y rendimiento se materializan en los resultados, las notas, y con ello la aceptación y valoración individual del y en el grupo, de forma similar a lo que en un equipo de básquet o de fútbol, lo es el juego, y destacando el buen juego. 

En esta tesitura en la clase, el niño que no rinde satisfactoriamente es menos valorado y considerado individual y colectivamente, por lo que desarrolla sobre sí unos sentimientos de inferioridad, minusvaloración y baja autoestima que acaban cristalizando en una convicción negativa o noción de fracaso (“yo no puedo, no sirvo, no sé...”) que retroalimentan los sentimientos de inferioridad y baja autoestima. Todo ello es generador de una inhibición con sentimientos de culpa que a su vez producen desaliento, desesperanza, ansiedad, irritabilidad, agresividad con inquietud psicomotora e indisciplina. Y todo esto genera, a su vez, un condicionamiento escolar negativo que alimenta el mal rendimiento y que puede desarrollarse con reacciones de huida ya abiertas y francas (“campanas”... fugas), ya larvadas (desinterés, “pasotismo”…)."

domingo, 12 de noviembre de 2017

Este cuadro me ha recordado cuando me extirparon las amigdalas. No había mucha diferencia.

LÓPEZ MEZQUITA, José María (Granada, 1883 – Madrid, 1954). “Preparativos para una operación de anginas”, hacia 1930. Óleo sobre lienzo.

Estuve sentado en una silla, agarrado de cuerpo y cabeza por un poderoso individuo y con un abrebocas fijo me inyectaron una especia de anestesia en cada amígdala con una larga aguja.  Después, con la guillotina de Sluder me las extirparon. Jamás lo olvidaré.



miércoles, 25 de octubre de 2017

Tatuaje, piercing y escarificación en los jóvenes

Los tatuajes, piercings y escarificaciones, también conocidos como "modificaciones corporales", son cada vez más populares entre jóvenes y adultos de tal manera que su práctica ya no es un fenómeno de grupos de riesgo

La tasa de complicaciones de los tatuajes no se conoce. Sin embargo, debe ser baja ante la gran cantidad de tatuajes que se realizan todos los días y la escasa frecuencia de las complicaciones que se comunican.  La decisión de hacerse un tatuaje, una escarificación o un piercing debe ser clarificada entre padres e hijos siguiendo las recomendaciones recientes de la Academia Americana de Pediatría teniendo en cuenta que el joven tiende a la impulsividad en su colocación. El tatuaje, y así lo deben saber ellos, es permanente y es muy costoso y difícil de quitar.


viernes, 29 de septiembre de 2017

Comentarios sobre el Fracaso Escolar (1)

El Xavier A. Gastaminza (Unidad de Paidopsiquiatría, Hospital Universitario Vall d'Hebron. Barcelona) ha escrito una excelente monografía sobre este tema para los pediatras. Con su permiso reproduzco algunos párrafos que son muy interesantes para los padres.

El término fracaso escolar es de amplia y extendida aceptación. Paradójicamente a su frecuente uso y abordaje del tema, suele hacerse soslayando la concreción o delimitación conceptual. Esta evitación suele asociarse además con una implícita y discutible equiparación del fracaso escolar con el suspenso o los suspensos, la repetición de curso o, por extensión, cuando no se presenta un normal desempeño escolar, considerado como el patrón de referencia de normalidad e incluso de éxito escolar (lo opuesto a fracaso escolar) y todo ello, y para mayor sorpresa, dándose por supuesto, sabido y conocido. Por otra parte, es claro que no es igual un suspenso que varios suspensos que muchos suspensos que todo suspenso, que repetir, o que fracasar o sentirse fracasado. Este concepto tiene relación con la generalización de la escolarización obligatoria hasta los 14 años, establecida en España por la Ley General de Educación (LGE) de 1973. Así, se constituyó la llamada Educación General Básica (EGB) como el nivel educativo mínimo obligatorio para toda la población. De esta forma, los que alcanzaban o superaban los objetivos de aprendizaje señalados obtenían el llamado Graduado Escolar (y la posibilidad de continuar sus estudios académicos) y un certificado de estudios primarios para el resto. Es de reseñar que, anteriormente, aunque también eran muy valorados los estudios, existía una mayor aceptación y tolerancia con el “mal estudiante”, y no eran infrecuentes explicaciones como: “no le gusta estudiar”, “no vale para estudiar” (con un implícito:“... pero para otras cosas sí…), “lo suyo no son los números…”, “… o es que no es de letras”.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Padres novatos: ¿cómo sobrevivir el primer mes? (20 de Sept. 2017)



Es curioso ver como mucha gente prolonga sus estudios, se documenta en lo que le gusta, compra libros y revistas para dominar una materia pero desde la época homo de neardental los niños siempre han nacido igual y muchos futuros papás no tienen ni idea de los que se les viene encima. Cierto es que en la edad de piedra no se practicaban cesáreas porque no habían ginecólogos; las mujeres parían y siguen haciéndolo en sociedades poco desarrolladas, cantidad inmensa de hijos porque la mayoría se quedan por el camino dada la altísima mortalidad infantil. Los padres modernos quieren pocos hijos, sano, bellos, sin un defecto y que desde el nacimiento no den el "coñazo" y eso, señores, no existe. Nacen niños sanos, enfermos, blancos, negros, tranquilos o llorones. Los padres modernos no saben lo que les espera tras el nacimiento de su bebé ya que hasta el parto han llevado una vida rutinaria, previsible y aburrida. Todo estalla a la llegada del "pájaro" en cuestión. En la charla que les doy, "aclamada" por miles de oyentes porque se lo pasan bomba, les explico cómo sobrevivir con un bebé en el primer mes en una época en que el hedonismo brilla por su presencia y el sacrificio por su ausencia. Si conocen a futuros padres avísenles de esta charla: se lo agradecerán.

Padres novatos, ¿cómo sobrevivir el primer mes?
Día: 28 de septiembre de 2017
Hora: 19 h.
Lugar: Auditorio Dr. Plaza
Inscripción (gratuita)
Plazas limitadas

Es necesario confirmar la asistencia, de lunes a viernes, de 9 a 13h, al telèfono 93 253 21 30, en aula@sjdhospitalbarcelona.org o rellenando este formulario.  También puede entrar en la web del Hospital.

domingo, 3 de septiembre de 2017

No dar zumos o jugos de fruta antes de los 12 meses de edad

La American Academy of Pediatrics recomienda no dar zumo o jugo de fruta a los niños menores de 12 meses de edad debido a que no ofrece ninguna propiedad nutricional. Recuerda, además, que "demasiado jugo en la dieta de su niño puede contribuir a algunos problemas de salud, tales como la mala nutrición, la obesidad y la caries dental."

El personaje don Hilarión, en la conocida zarzuela “La verbena de la Paloma”, decía lo siguente: “Los tiempos cambian que es una barbaridad”. Y es verdad.

sábado, 26 de agosto de 2017

Barcelona por Don Quijote

 Vivienda de Cervantes en BCN. Pg. Colon, 3ªplanta. Del 5-29 de Junio de 1610.
... y, así, me pasé de claro a Barcelona, archivo de la cortesía, albergue de los estranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza, única...


Me gusta...