sábado, 7 de abril de 2012

Tiempo fabuloso de vacaciones


miércoles, 4 de abril de 2012

Entrevista en La Vanguardia ¿Es inevitable que un niño se resfríe, tenga mocos, tos, diarrea...?

Sí. El niño pierde la inmunidad pasiva proporcionada por la madre durante el embarazo y la lactancia materna y tiene que madurar la suya propia en los primeros años de la vida. Se estima que un niño sano suele tener al año entre 6-10 infecciones respiratorias, hasta 6 episodios de otitis y 2-3 de gastroenteritis. La frecuencia de infecciones suele ser mayor en los meses invernales, en los niños que están recluidos en sitios cerrados como guarderías o colegios (los juguetes, mesas y otros utensilios actúan como transmisores) y en los bebés que tienen hermanos escolarizados. Las diarreas, en contra de lo que se cree, también son más frecuentes en invierno y sus causas pueden ser múltiples, aunque lo más frecuente es que sea de naturaleza infecciosa generalmente vírica. 

Nuestro organismo está preparado para enfrentarse a las infecciones pero no tiene más remedio que crear sus propias defensas a base de ponerse en contacto con microorganismos. Hay más de 200 virus que pueden producir resfriado y hasta que no ha pasado unos 50 no empieza a estar inmunizado. Hacia los 3-6 años se deja de tener infecciones frecuentes. La mayoría de los niños son “sanos pero con mala suerte” término poco conocido pero que refleja la realidad; pasan por un periodo de la vida “frecuentemente enfermos” pero sin consecuencias importantes

martes, 3 de abril de 2012

Entrevista en La Vanguardia: ¿Alguna enfermedad que se consideraba erradicada y que ahora vuelve a estar presente en nuestra sociedad?

Las enfermedades de los niños han cambiado de manera notable en las últimas décadas en España. Hay enfermedades emergentes derivadas de la inmigración pero, en general, las enfermedades infecciosas han variado. Han disminuido algunas como como la varicela, el sarampión o la rubéola, y otras han desaparecido, como la poliomielitis y difteria salvo en "bolsas de países subdesarrollados". Las vacunas han sido muy útiles para erradicar enfermedades. Otras se han modificado como las producidas por el neumococo y también han aparecido otras nuevas como el VIH. 

Estamos viviendo una corriente “antivacunal” perniciosa que nos ha llevado a un aumento de enfermos por tosferina y sarampión como enfermedades re-emergentes.

lunes, 2 de abril de 2012

La encargada de la caseta de tiro

Ayer por la tarde paseamos un rato por el puerto de Palamós. En la zona en donde estaban atracados los pesqueros había una feria y nos llamó la atención una caseta de tiro. Hacía años que no practicaba. Es divertido recordar viejos tiempos de la infancia. Cargar la escopeta de aire comprimido con los balines era como retroceder a mis vivencias en Montblanc  cuando se celebraba la Fiesta Mayor.

No quería hablar de mis disparos -acerté todos- sino de la encargada de la caseta de tiro. Me fijé en ella nada más llegar. Estaba recostada sobre un extremo del mostrador subrayando con un rotulador unas hojas con texto impreso de ordenador. Cuando algún cliente deseaba disparar, dejaba el rotulador sobre el papel, le atendía, volvía inmediatamente a su rincón y volvía a blandir el rotulador para señalar lo que más le interesaba. 

Me picó la curiosidad. Me costaba creer que estuviera estudiando entre el estruendo de la música, los disparos y las interrupciones continuas. Antes de volver a tomar su rotulador le pregunté si estaba estudiando y me contestó que sí; tenía que aprovechar todos los ratos "libres" para mejorar su formación. Le deseé mucha suerte y me marché pensativo... con jóvenes como ella conseguiremos barrer a los inútiles en el futuro. 

domingo, 1 de abril de 2012

Sentados en la mesa o en un coche ¿las chicas con las chicas y los chicos con los chicos?

Es una tontada pero nos ocurre a menudo. En las comidas y cenas de amigos de toda la vida, siempre nos sentamos los hombres en un lado y las muferes en otro. A algunos les parece horrible y discriminatorio pero la verdad es que lo pasamos de coña.

Otro "fenómeno" habitual es que en el coche los hombres se pongan delante y las mujeres detrás excepto cuando no son conocidos. Con el ruido las féminas hablan de lo suyo y los del sexo contrario también.