viernes, 5 de septiembre de 2008

Concedo el título nobiliario de CATETO MAYOR de la Comunidad de Madrid

A raíz del accidente de aviación de Barajas y al pasar yo en coche por San Sebastián de los Reyes, me llamó la atención sobremanera el Hospital Infanta Sofía. Primero no caí pero luego pensé ¿quién es la infanta Sofía? —con la monarquía siempre me lío un poco—. Recurrí a Google para recabar datos de las cualidades personales destacadas de dicha Infanta que han hecho que pase a formar parte de la historia de la Sanidad Española.

¡Oh, sorpresa! Atónito, emocionado y con lágrimas en mis ojos, he averiguado que es la 2ª hija de nuestro esforzado príncipe Felipe, trabajador donde los haya, y de su esposa Letizia. Pero no sólo eso; casi me da una crisis cardíaca al ver la clarividencia del responsable o responsables sanitarios madrileños que han "bautizado" tres nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid con los siguientes nombres: Hospital Infanta Sofía —ya mencionado,— Hospital Infanta Leonor (copio de El Mundo. El 31 de Octubre de 2005 nace la Infanta Leonor. Como homenaje la Comunidad de Madrid, el nuevo Hospital de Vallecas toma su nombre: Hospital Infanta Leonor) y Hospital Infanta Cristina.

Eso demuestra que el responsable no ha encontrado a nadie en toda la Comunidad de Madrid con cualidades humanas y personales que superen a dos "renacuajas" que vaya usted a saber cómo serán. Soberbio.

¿Son tontos los madrileños? Yo creo que no. Me encanta Madrid y mi hija vive ahí pero no acabo de entender que no protesten ante este "peloteo" y no se honre el nombre de un hospital, donde se curan y salvan vidas, con el nombre de una persona que por sus méritos personales se haya hecho acreedor de ello. ¿Y si las infantitas nos salen "ranas" o ligeras de cascos?

Por todo ello, por mí y ante mí, doy fe y declaro que entregaré el título de CATETO MAYOR de la Comunidad de Madrid a la persona responsable de ese desaguisado. Si alguien me da su nombre, se lo agradeceré.

3 comentarios:

lady jekyll dijo...

Me gusta su blog porque, a diferencia de otros blogs, usted 1º: no se esconde tras el anonimato; 2º: no tiene pelos en la lengua cuando da su opinión y 3º: que es lo más importante, no pretende lucirse ni darse darse el pegote ni tampoco se le sube a la cabeza. Mi más sincera enhorabuena.
Y en cuanto al cateto al que alude en el post de hoy, supongo que se habrá llevado un buen pellizco por sus "grandes y bien sopesados" logros.
Saludos desde Madrid,
su asidua lectora L.J.

Juana dijo...

Es que andan escasos de imaginación, que le vamos a hacer, también podian ponerle sus nombres "Hospital Esperanza", que no se les ocurrió a los pobres, una lástima jajajajaja

Juana dijo...

Y pensándolo bien, si alguna sale un verdadero "pingo" no está tan mal......jajajajaja como pregunta del "trivial" : "¿Hospital con nombre de mujer, ligera de cascos?"
No está tan mal ¿no? jajajajajajaja