martes, 17 de febrero de 2009

¿Censura a los anuncios publicitarios?

Doctoooor, que la época de la censura franquista ya está muy lejos... Cierto pero a pesar de no ser un mojigato me asombro de ver el "ganado" que se expone en las vallas y en las paradas de autobuses. Los anuncios de lencería son para quitar el hipo a cualquier varón que no conozca mujer e incluso aunque uno tenga "la propia". A los adolescentes les puede dar la sensación de que todas las mujeres deberían ser así y a las adolescentes las lleva a pensar que su cuerpo debe ser tan insinuante como el del anuncio. Es fácil comprender que los trastornos de la conducta alimentaria sean frecuentes para intentar parecerse a ellas.

Sin embargo, lo que más me sorprende es el anuncio en sí. ¿Va dirigido a la mujer o al hombre? Las mujeres son muy "chafarderas". Cuando van a un evento tipo boda saben perfectamente como había ido vestida menganita o zutanita; desde el peinado hasta la punta del calzado pasando por el traje, joyas y abalorios. ¿Las mujeres se sienten atraídas por las mujeres? Los hombres no se fijan en estos detalles o por lo menos hasta hace poco no lo hacían. Es cierto que a los hombres nos están convirtiendo en metrosexuales y los anuncios de colonias hasta son sugerentes de sexo indefinido como las de Jean Paul Gaultier aunque sea diseñador de Hermès.

Siempre he tenido la duda de si las mujeres se ponen elegantes para "dar envidia" a las demás mujeres asistentes a un evento o para atraer a la atención de los hombres. La última posibilidad sería que lo hicieran simplemente para sentirse más guapas pero no me lo acabo de creer.

Así que yo propongo una cruzada contra los anuncios de lencería femenina para evitar la distracción de los conductores, no alterar el apetito sexual de los jóvenes y provocar que las chicas busquen una perfección que no existe.

4 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola Santi,
Carai, és que el tema que proposes és força complicat!! En primer lloc, i com va dir precisament ahir un amic meu referint-se a les típiques dones d'anunci, que aquest tipus de dones només les ha vist precisament als anuncis, però no se n'ha trobat mai cap pel carrer. No dic que no hi hagi dones de bandera, que sí i som moltes (per no dir gairebé totes), però està clar que la publicitat et mostra "un photoshopmundo feliz" que és irreal. Només cal que busquis algun anunci de Porcelanosa...
Respecte al perquè les dones som tan tafaneres i ens posem de punta en blanco en els actes socials? Home, parlo per mi però fonamentalment perquè ens agrada sentir-nos guapes i una ocasió especial és l'excusa perfecta. No crec que l'exercici d'observació sobre la resta de dones(i de crítica, encara que no sempre constructiva, cert) sigui per competir, sino per divertimento. I el que és cert és que hi ha gent que no "sap estar", tant homes com dones, la diferència és que una dona te més números de donar la nota, però simplement perquè el vestuari i el maquillatge donen més joc per pifiar-la. I clar, hi ha quadres que són dignes d'anàlisi...
A mi m'agrada veure una dona arreglada i estupenda, de la mateixa manera que m'agrada veure a un home arreglat i estupendo, però al carrer, en un sopar o en una festa. No als anuncis.
Un petó.

Cristina dijo...

Buenas noches,

Yo creo que nos encanta competir (y hablo por mí, aunque creo que en general es así). Claro, vosotros vais a una boda y más o menos vais todos iguales y a final del evento ya no os queda ni corbata. Pero nosotras vams con la sensación de que todas (y digo TODAS) nos van a mirar de arriba a abajoy tenemos que estar monísimas y esplendorosas, para no ser menos que nadie y, si puede ser, llevar el bolso más caro.
A finales de marzo tengo una cena de antiguos compañeros de colegio, y hasta que llegue estaré pensando qué ponerme y cuánto habrá engordado una y la otra, y sé que yo seré de las que más haya engordado, entre otras cosas porque soy la única que ha tenido niños y que me sentiré desdichada un buen rato hasta que se me olvide.
Nos han comido el coco con que debemos ser perfectas, no podemos tener estrías, ni arrugas y debemos seguir teniendo 20 años hasta los 50. Y la mayoría tenemos celulitis, estrías, y aparentamos nuestra edad.
Así que yo estoy de acuerdo en retirar esa publicidad que a los hombres les hace tener accidentes y a las mujeres una "depre"!

EVA dijo...

Pues yo me arreglo para sentirme bien conmigo misma, me hace sentir segura, para nada una competición con las demás mujeres, pues lo que para mi puede ser precioso o elegante para otra persona puede parecerle una pena.

Y referente a los anuncios, hay que abrir los ojos a los jóvenes sobretodo que existen programas como photoshop que hacen maravillas, que los cuerpos no son perfectos y lo mejor es que cada persona tiene que quererse a si misma para gustar a los demás. La personalidad es lo más importante ya que si eres guapisimo/a pero como persona eres un petardo de que vale.

Hay que cambiar los principios y no dar tanta importancia a las cosas superfluas como el físico!!!

Aleix E. dijo...

Hola a tothom, m'ha agradat molt trobar aquestes reflexions sobre l'anunci de Lise Charmel, ja fa uns dies que el vaig veure i em vaig indignar. Com a home estic molt en contra d'aquesta publicitat que ens ven uns models de bellesa inasequibles. Les models que participen en aquestes campanyes no són representatives del comú de la població si no que constitueixen una selecció molt sesgada, i si això no fos suficient encara es retoquen amb el photoshop, de manera que ni les pròpies models són tan atractives com les noies que surten a la imatge final! Crec que aquestes pràctiques són perjudicials tan per homes com per dones i sembren la llavor de la frustració creant espectatives impossibles de satisfer.