martes, 24 de junio de 2008

Felicidades para Sir JohnGoverment y otros Juanes

Hace tiempo que ya se me pasó el mosqueo. El día 25 de julio era "fiesta nacional", Santiago (Matamoros, upps; eso ya no se puede decir) y en día de mi santo nadie trabajaba. Ignoro el porqué pero fue degradado y paso a ser un santo del montón (ya no tengo fiesta y no puedo ser "feliz, feliz en mi día") y san Juan cobró un protagonismo inusitado. La verbena de san Juan en Cataluña se celebra con cantidades ingentes de coca, petardos y bebidas espirituosas. Está bien que sea fiesta para recuperar los excesos nocturnos. Ahora son las 6:45 de la mañana y todavía se escuchan los petardos de los rezagados... o de los que han dormido la cogorza y vuelven a la carga.

Pues bien; yo también estuve anoche de verbena en casa de Sir JohnGoverment y su estupenda familia. Es una cita anual a la que intentamos no fallar, y si no puedo asistir, desde hace muchos años, le regalo lo mismo: una corbata de una celebrada firma francesa que empieza por H. Creo que le gusta pero no estoy seguro de si está cansado de la monotonía.

Conozco a Sir JohnGoverment y esposa desde hace años. Han tenido tres hijos como tres soles que brillarán dentro de poco. He sido y soy su pediatra desde hace 22 años (edad de la mayor que ayer parecía una auténtica princesa) y esto me llena de orgullo.

Yo admiro a Sir JohnGoverment. Desde sus inicios ha ido ascendiendo, paso a paso y por su valía, hasta alcanzar la cúpula de una multinacional que cuenta con 175.000 trabajadores repartidos por todo el mundo. Me consta que nadie le ha regalado nada. Está donde está por méritos propios. Cada año celebra la verbena con sus amigos en su preciosa casa. Yo espero, por el bien de los dos, poder asistir durante muchos años más. Ayer daba gusto verlo disfrutar como un niño tirando sus petardos.

Pero, doctor, ¿por qué lo llama Sir JohnGoverment? Este es su nombre de "guerra" en algunos foros de redes telefónicas de internet. Sir John, un fuerte abrazo y no cambies nunca.

Aprovecho para felicitar a todos los Juanes que conozco y a los que no podré felicitar personalmente.

1 comentario:

Juan dijo...

Aprovechando que Santi ha hecho este -muy apreciado por aquí- comentario sobre los Juanes quiero compartir un pequeño secreto con los que lean su post.
Hace años que me trajino que Santi y M Carmen -para quienes no lo sepais, su fidelísimo sosten- piensan que sus corbatas no me gustan...
Esta es la inmutable verdad... a mí me daría apurillo comprarlas, se supone que soy "serio" (si, si, me pirro por los petardos)y las corbatas que tan bien eligen tienen un puntito de atrevimiento... así que lo que me digo es: "ya que me la han regalado...".
Si mañana miercoles 25 alguien va por el Aeropuerto a eso de las 0700 h y ve a alguien con una corbata deslumbrante, atrevidilla, que entra por los ojos... ese seré yo!

Gracias Santi y M Carmen por la corbata, pero sobre todo por que os acercarais ayer a casa y por haber estado cerca nuestro, ayudandonos a cuidar de nuestros hijos desde hace 22 años!

Abrazo y besos,
Sir JohnGovernment