sábado, 10 de noviembre de 2007

Divorcio a la italiana: "and the winner is...el cachete"

Ha habido bastante movimiento en los periódicos con motivo del famoso "cachete educativo", los padres a favor y los psicólogos en contra. Publicado el día 6-11-07 en La Vanguardia: "El fin de las collejas y los pescozones. La modificación del Código Civil prohibirá a los padres usar la violencia". El País (1-11-07) "Prohibido el cachete para corregir a los hijos". Mas divertido - casi genial para mí- está descrito en la Opinión de Zamora. Por contra el 60% de los españoles lo considera educativo . En la encuesta de La Vanguardia se hace la pregunta:¿Considera usted que un cachete a tiempo a un hijo puede ser útil para su educación? Responden 3343 personas y el 86% responden que sí.

Pero señores, ¿sabemos de lo que estamos hablando? Les pongo una serie de definiciones y sinónimos que aparecen en los diccionarios.La RAE afirma en cachete: Golpe que se da en la cabeza o en la cara con la palma de la mano. En otros diccionarios el cachete es un golpe suave que se da con la mano en la cara o las nalgas:"le dio un cachete cariñoso". Sinónimos: bofetón, cachete, bofetada, soplamocos, torta, tortazo, mamporro, castaña, mojicón, pescozón, moquete, galleta, trompazo. Otro sí, sopapo: golpe que se da con la mano en la cara.


Ya ven que la variedad es muy diversa. Creo que cuando se hablan de estos temas se simplifica tanto que no se tienen en cuenta el motivo, la frecuencia e intensidad. Muchos padres con toda su buena voluntad dan cachetes cariñosos en las manos de un niño de forma repetida por diversos motivos añadiendo la expresión "eso no se toca" si se acerca a un enchufe o algo peligroso. Uno de los fines de la educación es procurar la seguridad en el niño y prevenir accidentes: Como esta es una situación frecuente y repetitiva el niño va aprendiéndo que si sus padres, que le quieren, le "pegan" el cuando sea más mayor podrá hacer lo mismo con ellos cuando crezca . Este cachete suave bienintencionado sin odio y repetitivo no sirve para nada. Otros padres con un temperamento violento intentan reconducir conductas inadecuadas del niño con intensidad y frecuencia por motivos nimios de forma repetida "pasar por al lado y darle un pescozón fuerte, ¡baja el volumen!". Esto es maltrato: motivo leve, reacción fuerte, dolorosa, desproporcionada y repetitiva.


Hay contadas situaciones en las que, según mi criterio, se puede recurrir al cachete suave. Es para salvar su vida, hasta que pueda razonar. Cuando el niño es pequeño desconoce la causa efecto (radiador-quemadura) . Ante una situación de peligro, en ocasiones, no tienes recursos para apartarlo de un peligro inmediato (un enchufe en casa ajena porque los de casa han de ser de seguridad- casi sería maltrato por omisión) retirarlo del lugar donde iba a meter los dedos y darle suavemente en la mano diciendo firmemente "No. Eso no se toca". Estas situaciones son poco frecuentes pero se debe hacer la misma acción si repite la misma situación de riesgo.


Pegar a un niño para modificar su comportamiento es maltrato. Con la información existente hoy en día algunos niños llegar a amenazar a sus padres que los denunciarán por malos tratos no siendo verdad. Que pegar no debe hacerse en eso estamos de acuerdo. Pero hemos de saber inculcar que la autoridad la tienen los padres y deben ejercerla. Sino ocurrirá lo del comentario de Zamora.

2 comentarios:

yosh dijo...

El "uso correcto" del cachete es indispensable para la educación del niño. Ahora bien, creo que está usted equivocado en afirmar que el cachete puede hacer creer al hijo que el día de mañana podrá devolvérselo a sus padres. A mí me han caído cachetes, collejas e incluso algún buen tortazo (reconozco que cualquiera de ellos me los busqué y me los gané a pulso) y no por ello estoy collejeando a mis padres a edad adulta. Creo que si llevan adelante esta ley, la educación del niño va a complicarse seriamente. Si ahora se hacen los amos de la casa, no quiero imaginarme lo que harán cuando no se les pueda imponer una buena disciplina, a riesgo de ser denunciados por maltratadores por un cachetillo.
Saludos.

Sandra dijo...

Hola,
Soy madre, e hija jamás he recibido una cachetada, cachetillo o lo que fuera de mis padres. Les podría hablar horas de los límites impuestos por mis padres, horarios y forma de crianza, pero no recuerdo haber sido corregida con ningún tipo de golpe físico.
Tan solo dejaré una reflexión con la que nos criaron a mi y mis hermanos: si pegas o golpeas a un niño, una de las reacciones mayormente observables es que ese niño/a o romperá alguna planta, o pateará al perro, o hará algo para descargar ese mismo golpe en algo" o alguien, a mi criterio la agresión solo puede generar mas agresión-por más MINIMA que esta parezca.
Fuimos criados 4 hermanos con ese criterio y hoy somos hijos, hombres y mujeres de bien, buenos padres, esposos e hijos, me parece que el tema esta en imponer límites sin llegar a los gritos y la agresión.
Hoy que soy una mujer adulta tengo una hermosa hija de dos años, y veo como me desafía, como a veces grita y hace berrinches y se que a medida que crece será mas difícil imponerle límites para poder hacer de ella una adulta confiable y feliz, pero si de algo estoy segura es de que no se necesitan golpes, cachetadas, gritos y maltratos para criar a un hijo.
Encontré esta pagina de casualidad me encantó, ya que cuando somos padres todo lo que hace referencia a nuestros hijos es de suma importancia.
Saludos.