viernes, 16 de diciembre de 2011

Resumen de una entrevista en la revista MIA. DESCALZOS EN CASA, ¿LES DEJAMOS?

Me propusieron un mini-debate para la revista MIA. Yo en "contra" de los zapatos en niños pequeños y otro profesional, podólogo, al que desconozco, a favor de ellos. Ignoro si ya ha salido publicada. En síntesis, mi intervención se resume en: “El zapato es para proteger y decorar”.

El zapato no es esencial para la formación del pie del niño. Cuando comienzan a gatear y a andar se les pone el zapato para proteger, pero no para formar el pie, ni el tobillo. El calzado está para proteger el pie de golpes e infecciones por eso el niño cuando llega a casa se puede descalzar con total libertad. Es más, yo defiendo que lo hagan. Se les puede poner zapatillas o calcetines antideslizantes para que estén más cómodos porque a lo mejor la sensación de frío les puede incomodar, pero los niños no se resfrían más por estar descalzos. Un especialista afirmaba "si en casa no le pone guantes tampoco le ha de poner zapatos".

No hay ningún motivo para pensar que por llevar zapatos van a evitar problemas como el pie plano. Las plantillas sirven para corregir el pie plano pero no lo curan. Es como las gafas, que con ellas ves mejor pero no te curan el problema de visión que tengas. El pie no se desarrolla mejor porque vaya sujeto, por eso el calzado ha cambiado mucho del que yo usaba en mi época cuando era pequeño, que era muy rígido, con cordones muy altos y la suela muy dura. Era cuando se pensaba que la plantilla corregía y ayudaba a formar el arco plantar pero hoy en día se sabe que esto no es así, que en la gran mayoría de los casos el arco se forma solo, a medida que el niño va creciendo y la musculatura y los ligamentos se van endureciendo.

3 comentarios:

m dijo...

Una entrada interesante. Yo en los zapatos miro mucho la zona del tobillo, por la idea de que cuando son pequeños esa zona necesita ir sujeta. En casa suelo dejarles ir a ratos descalzos, dicen que es bueno para fortalecer los músculos del pie (eso nos dijo un profesor de pilates), usted dirá.
Mi hijo mayor nació con pies zambos, de hecho le tratan en su hospital, la dra. Anna Ey, gran doctora. Una de las "pruebas" en las revisiones es andar descalzo.

elmedicodemihijo dijo...

Evolutivamente se demuestra que el calzado nos lleva a la atrofia del pie, ya desde que no subimos a los arboles y llevamos chanclas los dedos de los pies no tienen más utilidad que la necesidad de cortar las uñas periodicamente para no arañar el parquet. El niño descalzo fortalece su musculatura y conseguirá un pie más fuerte y bien dotado para caminar, correr o saltar. Un pie con calzado opresivo ortopedico y horroroso conseguirá un estilo palmeta de pato y en el futuro desarrollará multiples incapacidades por atrófia y desuso. Eso si ante todo seguridad si el suelo no es tierra y es superliso y superbrillante y superdeslizante entonces habrá que poner algo para que no se parta el tobillo o se espatarre, un calcetin con gomitas de esas antideslizante puede ser ideal.

Anónimo dijo...

La lucha constante de mi madre durante años ha sido que nos calzasemos en casa, cosa que conseguia durante unos cinco minutos.
Somos cuatro hermanos y ninguno tenemos los pies planos ni ninguna otra cosa.
A mi me pueden decir lo que quieran excepto que es malo andar descalzo.