miércoles, 25 de mayo de 2011

Detecte precozmente si su adolescente inicia un trastorno de la conducta alimentaria

La Academy for Eating Disorders acaba de publicar una breve guía y actualizada de 10 páginas para los médicos de atención primaria titulada: Eating Disorders: Critical Points for Early Recognition and Medical Risk Management in the Care of Individuals with Eating Disorders que se puede descargar aquí en inglés  (versión PDF).

Con ella se pretende dar información esencial de los trastornos de la conducta alimentaria para todos los médicos y profesionales de la salud con el fin de lograr la detección precoz y el tratamiento adecuado así como sus riesgos en niños, adolescentes y adultos. Son los que están más en contacto con el paciente y tienen más posibilidades de detectarlos, de informarles a quién deben consultar y de explicar a los familiares la magnitud del problema.

Redactada en forma de esquema les describo los síntomas iniciales que deben hacer sospechar la presencia de uno de estos síntomas:
  • Pérdida o ganancia brusca de peso
  • Una pérdida de peso o falta de aumento de peso respecto al crecimiento en talla en un niño o adolescente
  • Importantes fluctuaciones de peso
  • Análisis de sangre con alteraciones en los electrolitos como hipopotasemia, hipocloremia, o niveles elevados de CO2  (con o sin cambios en el ECG). Un pH de la orina de 8,0 a 8,5 puede indican vómitos recurrentes. La hipoglucemia no es rara en estos casos
  • Bradicardia
  • Amenorrea o irregularidades menstruales 
  • Infertilidad inexplicable
  • Exceso de ejercicio o la participación en el entrenamiento físico extremo
  • El estreñimiento en el contexto de una dieta inadecuada y otros / o pérdida de peso la promoción de comportamientos
  • Diabetes mellitus tipo 1 e inexplicable pérdida de peso y / o pobre control metabólico de la misma. Estos pacientes tienen un riesgo mayor de ir a urgencias por cambiar las dosis de insulina
  • Tener una o más conductas compensatorias para bajar de peso después de comer o comer en exceso (atracones), como como vómitos autoinducidos, dieta, ejercicio excesivo o ayuno
  • Uso / abuso supresores del apetito, exceso de cafeína, diuréticos, laxantes, enemas, inductores del vómito, edulcorantes artificiales, goma de mascar sin azúcar, medicamentos con receta (por ejemplo, insulina, medicamentos para el tiroides), psicoestimulantes, drogas de la calle , o una variedad de suplementos complementarios y alternativos.
A mí esta guía no me acaba de convencer por su simpleza y poco detalle de los síntomas iniciales. La experiencia me ha enseñado que hay síntomas sutiles de que un adolescente esta haciendo el "tonto" con la comida o con su comportamiento cuyos  padres no saben captar hasta estar muy avanzado el trastorno.

Recuerden que estamos en primavera y con el calor: ¡la ropa fuera!. Los/as gorditos/as buscarán la manera de no avergonzarse al ir a la playa o a la piscina por su imagen corporal.