sábado, 6 de febrero de 2010

El Dr. Andrew Wakefield ¿conspiración o realidad?

Aquí tienen, en español, la nota con la que la revista médica The Lancet, una de las más prestigiosas del mundo anunció la retirada de su archivo del artículo de Andrew Wakefield de 1998 que vinculaba la triple vírica -vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola- con el autismo, estudio que está en el origen del movimiento antivacunas.

Retractación: "Hiperplasia ileolinfoide, colitis no especificada y trastornos generalizados del desarrollo en niños"

Tras la sentencia del Consejo General Médico (GMC) de Reino Unido del 28 de enero de 2010, ha quedado claro que varios elementos del artículo de 1998 de Wakefield y otros (1) son incorrectos, en contra de los resultados de una investigación anterior.(2) En particular, las afirmaciones del documento original de que los niños fueron "enviados a consulta repetidamente" y de que las investigaciones habían "aprobadas" por el comité local de ética han demostrado ser falsas. Por lo tanto, retiramos ese artículo del archivo.

Los editores de la revista The Lancet.
The Lancet, London NW1 7BY, UK.

(1) Wakefield A.J., Murch S.H., Anthony A., et al: "Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, non-specific colitis, and pervasive developmental disorder in children". The Lancet 1998; 351: 637-641.
(2) Hodgson H.: "A statement by The Royal Free and University College Medical School and The Royal Free Hampstead NHS Trust". The Lancet 2004; 363: 824.


Para mayor información pueden leer este interesante comentario publicado en El Mundo en el que se detallan la irregularidades de este caso. De todas formas algo raro hay ahí. Se publican cantidad de artículos médicos cuyos resultados son inciertos y las investigaciones posteriores por otros médicos corroboran la veracidad o no de una afirmación médica. Estudios posteriores han demostrado que no hay relación entre la vacuna triple vírica y autismo: en cualquier caso el Dr. Wakefield metió un gol por toda la escuadra a los sesudos componentes del consejo editorial de la revista The Lancet.


4 comentarios:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Lo sorprendente es que hayan sido capaces de retirarlo...Algunos estudios médicos aunque estén publicados en revistas de impacto dejan bastante que desear.
En este caso, de todas maneras, creo que el mal ya está hecho y los movimientos antivacunas tienen una envergadura considerable muy a nuestro pesar.
Un saludo Santi, casi te estoy pillando en número de visitas, jeje.
Amalia

Maria dijo...

No se que decir ni que opinar, no tengo conocimientos como para emitir un juicio. Mi pediatra me dice que les vacune y yo les vacuno. Hasta el inclito Carlos G, pediatra gurú de la crianza natural es provacunación (está preparando un libro sobre el tema).

Creo que en el tema de las vacunas roza la conspiranoia.

Anónimo dijo...

"Mi pediatra me dice que les vacune y yo les vacuno."

Desgraciadamenta a veces es una decision que, aun sin el conocimiento necesario, los padres hemos de tomar.

Piense si no en la vacuna contra el virus del papiloma humano. Ha habido casos en Espanya y en otros paises de la U.E. de reacciones adversas severas. En Espanya dos adolescentes immediatamente despues de ser vacunadas presentaron convulsiones y han pasado meses entrando y saliendo de la UCI sin aun tener un diagnostico concreto.

Lo mismo ha pasado recientemente en el Reino Unido.

En ambos casos hay "estudios" que indican que no hay relacion probada entre la vacunacion y las convulsiones. Pero la duda ha calado entre los padres de adolescentes "invitadas" a vacunarse. Una duda mas que razonable.

Yo un dia lleve el coche al taller, no le funcionaba el intermitente. Cuando me lo devolvieron funcionaba el intermitente pero no los limpiaparabrisas. Me queje y pedi que los arreglaran, Me dijeron que iban a investigar si la causa del fallo era de ellos. Me indigne y dije que no habia nada que investigar, que si el coche habia entrado con los limpiaparabrisas funcionando y despues de que lo manipularan no funcionaban era fallo suyo. Pues ellos no estaban convencidos... claro, depende de quien haga el estudio se sacan unos resultados u otros. El metodo cientifico es asi, a veces.

Y en medio de todo esto la decision es, en ultimo lugar, de los padres, no del pediatra.

Anónimo dijo...

Es una lastima que este doctor haya sido desacreditado por semejante descubrimiento que a la larga se va a llegar a saber y es que las vacunas no sirven de nada. En primer lugar a mi se me murio un hijo de 18 meses despues de colocarle la vacuna de la tuberculosis, a los solo 2 meses el enfermo cuando era un nino completamente sano. Y Yo digo que fue la vacuna y no otra cosa.
Estoy segura que el pobre Dr. fue desacreditado y que lo que dice es cierto.
Yo tengo otro hijo al cual no llegue a vacunar en un pais tercer mundista y no se ha enfermado de nada y jamas ha tenido que tomar antibiotico, seran las vacunas. Yo creo que si te enferman.
Mi actual hijo es sumamente inteligente gracias a que no lo vacune.