domingo, 25 de mayo de 2008

La telepresencia, pediatría del futuro

Saben que uno de mis intereses de mi periodo decadente es lograr introducir la telepediatría en la vida diaria. Es un camino largo y lleno de obstáculos pero apasionante. No hay nada como la relación directa con el niño y sus papás. Sin embargo, no en todas las ocasiones es necesario. Hasta ahora, en pediatría, una simple llamada telefónica ha evitado muchos desplazamientos y solucionado muchos problemas.

La telepediatría va mas allá. Aprovechando las nuevas tecnologías ya somos capaces de visitar a un niño a miles de kilómetros de distancia. De momento se requiere tiempo y dinero. Sin embargo, si la economía mundial lo permite, todo ello se irá abaratando hasta precios razonables. Hoy les presento un vídeo que, a algunos, les será un rollo pero solo les pido que vean el principio hasta el momento de la llegada del segundo interlocutor.

Para los amantes de estas locuras les copio el concepto: La telepresencia se refiere a un conjunto de tecnologías que permiten a una persona sentirse presente en una localización distinta a la que se encuentra. Para que suceda el efecto telepresente se requiere que los sentidos del usuario reciban estímulos sensoriales de otra localización. En algunos casos la telepresencia también permite afectar la posición remota (ver alrededor moviendo la cabeza, por ejemplo). En esos casos la posición del usuario, sus movimientos y acciones podrán ser detectados y retransmitidos para ser clonados en una posición distante. La información entonces viaja en dos sentidos: desde el usuario hasta la lejana posición y viceversa.

Les imagino lúcidos: la señora que aparece en el mostrador de la foto es virtual. Si llegamos a pulir esta comunicación tan asombrosa....

4 comentarios:

lady jekyll dijo...

Hay un capítulo en la serie telesiva "House" en el que el doctor sigue el desarrollo de la enfermedad (como siempre, de lo más extraña que al final sólo resulta tratarse de una lesión en un dedo del pie, pero que por ello está a punto de palmarla...) de una mujer que se encuentra en Alaska a través de "telepresencia" y que al final logra salvarle la vida.
Esperemos, doctor, que esto deje pronto de ser ciencia ficción.
Saludos.

Dr. Gluck dijo...

Yo también soy un fan de los adelantos técnicos ( dentro de lo que puedo entender ).
Sin embargo, para la pediatría del dia a dia, consultas “caseras”, aparte de diagnosticar una varicela o recomendar una dosis de Apiretal ( que también se puede hacer por teléfono):
¿Cómo palpamos un abdomen, auscultamos un tórax o miramos una garganta o unos timpanos?. Debería haber alguien entrenado al “otro lado”.
( Si alguien inexperto tiene meterle en la boca al niño un palito con microcámara ya se complica el asunto).
Otra cosa es un cambio de impresiones con otros médicos situados al otro lado del planeta.
Pero bueno, supongo que todo llegará.
El hecho de que el Dr.Garcia-Tornel y el Dr. House sean pioneros en este campo me hace pensar que la cosa tiene futuro.
Saludos.

Maria Luisa dijo...

Por favor, necesito ayuda. Mi hijo tenía la cabeza con una forma muy rara y me ha dicho el medico que tiene plagiocefalia. No se que hacer ni como curalo y estoy preocupada, me ha dicho que estos cascos le ayudan a recuperar la forma de su cabeza, pero no se si spn bueno.s Me pueden ayudar?

http://www.plagiocefalia.com

Dr. Santi dijo...

No entiendo bien su petición. El tratamiento de la plagiocefalia depende del grado de deformación y de la edad. El casco es una de las posibilidades de tratamiento cuando está muy avanzado