sábado, 31 de mayo de 2008

¡Uuuaaauuuh! mi esposa me deja salir este fin de semana

Yo soy un hombre muy austero, espartano. Mis gastos semanales son ínfimos. Voy al hopital con una Honda Bali renqueante que me gasta unos 4 eur a la semana. Por la mañana desayuno un cortado al fabuloso precio de 0,30 eur. A mediodía, como un rayo, me tomo el menú a un precio exorbitado (3, 40 eur). Trabajo por la tarde en la consulta y ceno en casa. La ropa me la compro de rebajas. No voy a ninguna tienda "luxury king size" y los fines de semana trasteo por casa, sesteo, leo, veo las carreras de Fórmula 1, MotoGP, voy al super, los domingos a alguna exposición, navego por Internet y escribo.

Doctor,¡usted es un chollo de marido!. Cierto, lo soy; para qué negarlo. Ya lo comenté una vez. Y llevo 37 años casado con la misma mujer y desde hace tiempo he conseguido que me de una "semanada". No había llegado a más. El otro día cenando con Monsieur Moustache, alias "Il Cavalieri" y odontólogo de pro manifestóme que no podía más: necesitaba evadirse. A lo largo de la vida uno pasa por momentos en los que le parece no va a poder resistir. Enfermedades, problemas, disgustos se ponen de acuerdo para acogotar al más pintado.

Al día siguiente se tenían que ver nuestras esposas y una malévola y astuta idea vino a mi mente: ¿porque no nos íbamos los dos a estrenar el AVE Barcelona-Madrid y ver el Museo del Prado? Cogí el teléfono y la idea fue aprobada por unanimidad (lógico, era uno solo para decidir). Avisamos a nuestras respectivas y aceptaron sin rechistar: ¡nos dejaban salir solos el "finde"! . Gozosos "zarparemos" en 6 horas después de escribir esta entrada. Ya les contaré.

Yo creo que para estar bien a lo largo de la vida se han de cumplir algunos requisitos:
  • hacer vacaciones de hijos
  • los hijos hacer vacaciones de padres
  • el marido hacer vacaciones de esposa
  • la mujer hacer vacaciones de marido
  • el matrimonio hacer vacaciones de abuelos
  • los abuelos hacer vacaciones de nietos
  • finalmente, hacer vacaciones de primavera, verano, otoño e invierno
Nota aclaratoria: los precios de la comida y bebida del hospital están adecuados a los ingresos económicos del personal.

1 comentario:

lady jekyll dijo...

¡Que se divierta, doctor!