lunes, 21 de abril de 2008

Los cuentacuentos

Ignoraba su existencia. Me la explicó un gran especialista en adolescentes y director del Centro Joven de Madrid. Más que su existencia de su expansión en el siglo XXI. Actividad interesante. Algunos llegan a vivir exclusivamente de ello; son profesionales "del cuento", otros lo hacen simplemente porque les gusta.

La idea es muy atractiva. Saber leer, saber expresar y saber escuchar; tres estupendas cualidades para favorecer el desarrollo de su hijo. Me gustaría estar en una reunión de cuentacuentos. Tendré que ir a Guadalajara, meca actual de los aficionados.

11 comentarios:

Accelerated Mom dijo...

Practico esta actividad varias noches a la semana. Los oyentes: mis hijos (sobre todo el mayor), la retribución: un abrazo, un beso o una sonrisa.

Leer un cuento no es lo mismo que CONTAR un cuento. Contarlo es vivirlo, escenificarlo, adaptarlo a cada ocasión. Y son un arma muy poderosa de comunicación con los mas pequeños. Cuando intuyo que a mi hijo lepreocupa algo (al mayor, ael pequeño aún no tiene la capacidad verbal suficiente para utilizar esta táctica con el), me invento algún cuento y le animo a que el vaya completando ciertas partes de la narración y así obtener pistas.

De ahí han salido cuentos como "Santiago, el niño que no le gustaba ir al colegio" y "la cabra que lleva caretas".

En el caso de mis hijos, los cuentos inventados para ellos, o los tradicioneles en los que se añaden elementos de su entorno (por ejemplo, en mis "Tres cerditos" el cerdito trabajador va a comprar las tejas y el cemento al Leroy Merlin)son los que mas les gustan y atraen su atención.

saludillos

María, la cuentista

EVA dijo...

Mi hijo va a una escuela donde cada mes en la biblioteca del colegio se cuenta un cuento. Es voluntario, tanto pueden ir los abuelos, padres, tios...
yo como madre ya me he repetido varias veces, y lo explico junto con mi hijo, pues nos montamos un teatrillo con dibujos hechos en casa y demás utensilios. A él le encanta, y así lo animo a que lea. Para aquellos padres que no lo han hecho nunca, se lo recomiendo pues te lo pasas fantástico ver las caras de los niños.

Fray Dulento dijo...

Ay Doctor, ¡que fácil me lo ha puesto hoy! Cuentero o cuentista son otras de las acepciones utilizadas para designar a las perdonas que a cambio de una contribución te narran una historia o cuento. En grandes ciudades españolas, como Madrid, es cada vez más frecuente toparse con este espectáculo en bares y clubes.
Una versión sofisticada de cuentista es el cómico que nos deleita con su monólogo humorístico, de corte ácido y crítico. Y el súmmun del refinamiento de esta profesión lo hallamos en los políticos. Un cuentista de esta categoría lo encontramos en la figura del que podríamos considerar el Grimm ibérico que, a falta de hermano, cuenta con una producción apabullante. Me refiero a ZP, alias Zapatero, el cuentero mayor del Reino. Sus fábulas como" El trasvase que no lo es"," ¿Crisis, qué crisis?" , "El Statut me lo paso por el forro", "Eta sí, eta no, eta me la como yo " , "El Carmelo, menudo caramelo" u "Otegui y yo" no tienen desperdicio. Como este cuentista, a puñados entre nuestros mediocres político, salvo excepciones. Porque la segunda acepción de cuento en la RAE (siglas que produce salpullidos, roséolas y escoriaciones en el ámbito nacionalsocialista) es "Relación, de palabra o por escrito, de un suceso falso o de pura invención". ¿Le suena?
Hasta otra y aprovecho para felicitarle por su buen saque, y no me refiero a ningún deporte de raqueta, en Alicante.

Anónimo dijo...

Yo también utilizo los cuentos para intentar saber qué le pasa a mi hija cuando veo que algo le preocupa, ya sean cuentos inventados como cuentos que me recomienda la propietaria de una librería infantil que tenemos cerca de casa absolutamente deliciosa.

Anónimo dijo...

Dr. Santi, qué extraño que no supiera de la existencia de los cuentacuentos (y no estoy hablando de los nombrados por Fraydulento). Si tiene un ratito pásese un sábado por la mañana por algún centro de El Corte Inglés (en los periódicos del sábado indican cual) y verá en vivo y en directo una sesión de cuentacuentos, siempre le quedará más cerca que Guadalajara ...

Anónimo dijo...

Dr. Santi, qué extraño que no supiera de la existencia de los cuentacuentos (y no estoy hablando de los nombrados por Fraydulento). Si tiene un ratito pásese un sábado por la mañana por algún centro de El Corte Inglés (en los periódicos del sábado indican cual) y verá en vivo y en directo una sesión de cuentacuentos, siempre le quedará más cerca que Guadalajara ...

Anónimo dijo...

Dr. Santi, qué extraño que no supiera de la existencia de los cuentacuentos (y no estoy hablando de los nombrados por Fraydulento). Si tiene un ratito pásese un sábado por la mañana por algún centro de El Corte Inglés (en los periódicos del sábado indican cual) y verá en vivo y en directo una sesión de cuentacuentos, siempre le quedará más cerca que Guadalajara ...

Mariona dijo...

Hola doc!
La pareja de mi suegro se dedica a ello, es cuentacuentos y la verdad lo hace muy muy bien, es un placer escucharla y que te cuene historias de ayer y de mañana.
Está muy bien que se pueda dedicar a ello, hay poca gente que haga lo que le gusta.

Hasta luego!
Mariona

Mariona dijo...

P.S
Los sábados a la noche hay sesiones de cuentacuentos en el Harlem Jazz Club de Barcelona.

Dr. Santi dijo...

Gracias por los comentarios. Veo que estaba en la higuera. Soy un ignorante.

"oremus,flectamus genua"

Solo h dijo...

No soy cuentacuentos pero voy a ellos siempre que puedo. La primera vez era cuentacuentos para adultos. Libertad 7 en Madrid.
Ahora voy a los cuentacuentos con mi hija, y casi siempre lo pasamos estupendamente las dos