sábado, 2 de febrero de 2008

Hoy es sábado; estoy en una bonita ciudad; y les presento un caso clínico

Me encanta escribir en mi blog. Estoy en un hotel de Valencia, ciudad a la que vine con la inocente intención de ver la exposición de Sorolla. Ayer, al tomar un taxi, el conductor nos dijo que él había podido verla a las ¡tres de la madrugada! Cayóseme el alma a los pies, y decidí que no podría disfrutarla. Mi serrano cuerpo no está para estos trotes, esto es, aguantar horas de cola de dos a tres horas de promedio. Querido Sorolla, que estás en los cielos, me gustas, pero ya admiraré tus cuadros de luces y colorido del mar en un libro.

Valencia está preciosa. Y no tienen problema ni crean crispación por el castellano ni el valenciano: ejemplar. Hemos visto niñas vestidas de falleras que son una delicia.

Aunque sea sábado y festivo, repaso las novedades de Pediatría que me llegan a través de diversas fuentes de internet. Para distraerles un poco, reproduzco la foto de una niña con una erupción en la cara que recuerda a un impétigo contagioso, infección común el la piel de los niños. Como comprenderán, no es fácil hacer el diagnóstico. Si esta chica viniera a España, hablaríamos de una infección importada. El diagnóstico es una infección por Coccidioides immitis, un hongo causante de la coccioidomicosis o Fiebre del Valle de San Joaquín (EE.UU); una micosis endémica sin consecuencias si el paciente no tiene problemas en sus defensas. Como ven, la Pediatría, a veces, no es fácil.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jamás se me ocurriría pensar que el oficio de pediatra es fácil...
Aprovecho para darle las gracias a usted y a todos los pediatras por dedicarse en cuerpo y alma a luchar contra los agentes infecciosos que acechan a nuestros hijos.
Saludos desde Teruel.
Pedro G.

pcw dijo...

A mi me pasó lo mismo.Fui a Valencia pensando en disfrutar la exposición de Sorolla y las colas me quitaron la intención. Si le sirve de consuelo, querido Doctor, le recomiendo una exposición de Andres Moya en la sala Artur Ramón. Le gustara!