jueves, 31 de enero de 2008

Es de buen nacido ser agradecido

No me considero un bloguero pertinaz; más bien soy un geek. Sin embargo, me educaron en un "colegio de pago" y es de bien nacido ser agradecido: hay un personaje que no conozco, cuyo blog es muy interesante, y en él, los letctores dejan muchos comentarios. Eso significa que tiene enjundia, es atractivo y cuenta con un montón de seguidores. Ha tenido la amabilidad de citarme en su blog, y no sé de dónde demonios ha sacado la fantástica ilustración que acompaña al texto.

La dirección de su blog despista -www.mancodelepanto.blogspot.com-: El Manco de Lepanto. ¿Qué tendrá que ver el título con el contenido? Un contenido de la actualidad más variopinta. Aunque, eso sí, me consta que ambos, el "manco Don Miguel" y el "manco Don Lynx", el autor de este blog, son dos escritores de reconocido prestigio. Claro que Cervantes no tenía internet... Sin duda, Lynx, que vierte a diario su ingenio en este blog lleno de sorpresas, posee sus dos hábiles manos y no acudió a la guerra. En cambio, sabemos de Don Miguel de Cervantes y Saavedra lo siguiente:

"Cuando se reconosció el armada del Turco, en la dicha batalla naval, el dicho Miguel de Cervantes estaba malo y con calentura, y el dicho capitán... y otros muchos amigos suyos le dijeron que, pues estaba enfermo y con calentura, que estuviese quedo abajo en la cámara de la galera; y el dicho Miguel de Cervantes respondió que qué dirían dél, y que no hacía lo que debía, y que más quería morir peleando por Dios y por su rey, que no meterse so cubierta, y que con su salud... Y peleó como valente soldado con los dichos turcos en la dicha batalla en el lugar del esquife, como su capitán lo mandó y le dio orden, con otros soldados. Y acabada la batalla, como el señor don Juan supo y entendió cuán bien lo había hecho y peleado el dicho Miguel de Cervantes, le acrescentó y le dio cuatro ducados más de su paga... De la dicha batalla naval salió herido de dos arcabuzazos en el pecho y en una mano, de que quedó estropeado de la dicha mano."

A Don Lynx, al que no tengo el placer de conocer, espero saludarlo algún día y poder preguntarle ¿por qué su blog nació manco? A Don Miguel siempre se le ha llamado "el manco de Lepanto" y al título del blog le falta el artículo "el". Como en las películas del Oeste ¿llegaste tarde forastero, a registrar tu blog?

Visite este blog; es espléndido.

2 comentarios:

Raquel dijo...

Mis hijos son pacientes suyos. Leo todos los días el blog, y la mayoría de los "articulos/comentarios" me han parecido muy interesantes, el que mas me llamó la atención, claro que lo he sufrido en mis carnes, es el del VRS.
sinceramente gracias.

Anónimo dijo...

Conozco el blog del manco. Es genial no sabía que lynx fuera escritor... me encaja.
;)