miércoles, 21 de noviembre de 2007

Aburrir: dos significados diferentes en la misma casa

Según la RAE la primera acepción de aburrir es: molestar, cansar, fastidiar y la sexta: sufrir un estado de ánimo producido por falta de estímulos, diversiones o distracciones. Curioso, las dos se emplean con frecuencia en la misma familia. La primera la expresan los padres "estoy aburrida con este niño". La segunda, los hijos especialmente a medida que van creciendo: "me aburro" (no confundir con mea burro, que puedes espetar padres groseros, en un momento determinado).

Cuando vienen a la consulta, si los padres me dicen la primera me preocupo del motivo que les lleva a decir esa frase. Algo no funciona y es preciso aclarar si hay algún problema. En cambio, si los hijos me expresan la segunda estoy contento y les digo: "es bueno aburrirse" . Me miran sorprendidos y deben pensar "¡que dice este tontaina!".

Aburrirse por la falta de estímulos debería ser una situación más frecuente en los niños. Y creo, sinceramente, que deberían aburrirse más porque a la larga suele producir una contra reación en que el niño debe ingeniárselas para salir de esa situación. Tiene que tomar la iniciativa para hacer algo que le entretenga, por ejemplo, leer un libro. Los niños en sociedades opulentas aparentemente disfrutan mucho más que los de las deprimidas. Sin embargo, no paran de pedir y pedir cosas que les distraigan. Un día hablaré de los días Navideños que se acercan. Viendo reportajes de países lejanos se ve como esos niños son capaces de disfrutar hasta con un trozo de barro como se ve en la foto, "un"zapatófono" que no sirve para nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dr Santi, su comentario me ha hecho pensar en la situación en la que se encuentra mi familia últimamente. Vamos a tener nuestro segundo hijo y donde vivo (Finlandia) me miran mal porque durante la baja por maternidad quiero que mi primera hija (2,5 años) siga llendo a la guardería (no es muy normal aquí). Es una niña bastante activa y le encanta estar rodeada de montruitos como ella. Me da miedo que si la tengo en casa durante la baja (10 meses) se "aburrirá". Pero leído su comentario..... sería bueno que se "aburriera" en casa con migo y el bebé?

Meritxell dijo...

Gracias por su post. Ahora creo que comprendo por qué soy como soy (válgame la redundancia): Al ser hija única, he pasado mi infancia "sola". Y como ambos padres trabajaban, yo pasaba mucho tiempo sola. Curiosamente, recuerdo que jamás me aburrí, porque siempre encontraba la forma de distraerme con manualidades o inventos de "mi propia cosecha". Hoy, puedo decir que soy una persona creativa -me dedico al diseño interior y, durante mi tiempo libre, pinto al óleo-. Además, NUNCA me aburro,entre otras cosas, porque sé disfrutar de las cosas meramente cotidianas sin que para ello tenga que recurrir al consumismo. Con su post me doy cuenta hasta qué punto es importante obligar a los pequeños a que se esfuercen en hallar la forma de entretenerse por ellos mismos. Así, no sólo aprenden a conocer sus propios gustos y necesidades, sino que desarrollan nuevas capacidades ejercitando el cerebro.
Tiene usted toda la razón: Haré lo propio para que mis hijos se "aburran" más. Les vendrá muy bien. Gracias, doctor, por los sabios consejos que nos brinda día a día.
Muchos saludos, :)