domingo, 3 de junio de 2007

¡Marchando una TAC craneal para el nene! ¡Oído barra!

Los dolores de cabeza (cefaleas) es uno de los síntomas más frecuentes en la especie humana. Si ustedes tienen animales de compañía, ¿saben si tienen cefaleas? Como no hablan, no nos enteramos. En casa, los nenes dan dolores de cabeza a sus papás, eso es seguro. Cuando crece, el niño empieza a manifestar cefaleas de manera cada vez más frecuente. El 75% de los adolescentes ya han sufrido algún episodio de cefalea. ¿Los papás les provocan dolor de cabeza? Probablemente algunos sí -por machacarlos ("rayarlos") todo el día-, pero la mayoría de ellas son producidas por la tensión nerviosa; pocas, por migraña y escasas, por tumores.
Ocurre en el día a día, que muchos niños se quejan de dolor de cabeza de forma recurrente. Los padres se acongojan y acuden a la consulta preocupados -no lo dicen, pero lo piensan: "¿tendrá un tumos cerebral?"-. Si se les insinúa la posibilidad de practicarle a su hijo una TAC craneal, se apuntan rápidamente a que se la haga. En otras ocasiones son los padres los que te sugieren hacerla. Lanzan "el torpedo subrepticio": "todos nos quedaríamos más tranquilos si se la hicieran". ¡Lo han conseguido! Una vez practicada los papás ya se quedan tranquilos por fin. Lo que ignoran es el riesgo de esta exploración.

Sin saberlo han hecho un viajecito turístico por Hiroshima o Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial tras las explosión las bombas atómicas. Para comprender lo que quiero decir, transcribo unas líneas de la web de Documentos TV, emitidas recientemente: "En la actualidad los TACs aumentan considerablemente la cantidad de radiación que reciben los pacientes. Durante los últimos años la utilización de esta prueba diagnóstica se ha incrementado de forma espectacular. Pero la gente cuando se hace un TAC no sabe realmente la cantidad de radiación ionizante a la que se está exponiendo. Un solo TAC equivale aproximadamente en radiación a la cantidad que se genera con unas cuatrocientas radiografías simples de tórax. Con dos o tres TACs el paciente puede llegar al mismo grado de exposición radiactiva que los supervivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, personas que llegaron a desarrollar índices elevados de cáncer".

No pida que le hagan un TAC al nene para su tranquilidad. Si le duele la cabeza deje al pediatra que decida; no le presione. Tampoco le dé medicamentos. Echarse un rato a descansar cura a cualquiera. Yo estaría todo el día tumbado a la bartola, pero dicen que eso tampoco es bueno.

4 comentarios:

Carlos J. López dijo...

Que oportuno tu blog, esta tarde vengo del neurólogo (privado) y me recomienda hacerle un TAc craneal a mihija de 4 años. Yo me preocupo por el tema de la radiación y me ha dicho que no pasa nada que el problema vendría si hubiera que radiarla varias veces... Mi hija se lleva quejando de dolores de cabeza desde hace más menos un año, leves, no tiene ningún símtoma más, ella es´ta perfecta. Realmente no se que hacer ya que es muy pequeña para radiarla tanto cuando no hay ningún sintoma más no crees?

Santi García-Tornel dijo...

Generalmente un dolor de cabeza persistente en un niño de larga duración y sin síntomas suele ser tensional. La exploración más segura (no irradia) pero por su edad puede necesitar sedación al ser de más duración. La TAC es más rápida y si el niño se está quieto se puede hacer despierto. Detodas formas el neurólogo tiene más criterio que yo.

Carlos J. López dijo...

Disculpa pero no entiendo bien tu respuesta, al decir la exploración más segura (no irradia) te refieres a la resonancia magnética?
Tu le harias el Tac si fuese un paciente tuyo? habiendo leido tu artículo "marchando un Tac" nos hemos hechado para atrás. Graicas por tu respuesta

Santi García-Tornel dijo...

Había un error La RMN es inocua, más lenta y da mucha información