lunes, 1 de abril de 2013

Hoy todavía es fiesta en Catalunya

En mi comunidad autónoma y a pesar de la crisis galopante muchos han dejado de trabajar desde el jueves "santo", aparentemente laborable, hasta hoy. Son cinco días sin pegar ni sello. Ya saben que el calendario vacunal es un galimatías que se ha intentado subsanar recientemente pero el calendario de los días festivos nacionales y por autonomías 2013 no se queda manco en cuanto a diversidad en el trabajo.

Por todo lo que voy oyendo y presenciando me temo mucho que:
  • Desaparecerá la jubilación excepto en trabajos muy determinados
  • Algunos países pasaremos a ser esclavos económicos de los demás
  • La sanidad, la educación y la investigación empeorarán
  • La generación ni-ni (ni casa ni trabajo) irá aumentando
  • Etc, etc...
La situación es similar a hacer café con un colador, durante una década o más, a partir de ahora. Al acabarla, la mayoría se quedarán dentro del colador e irán a la basura, quizás algunos vuelvan al colador para ver si todavía pueden dar de sí y sólo los elegidos quedarán dentro del café colado. Yo no lo veré. Lo siento por mis descendientes y no les deseo una situación de guerra o de batallas internas. 

En la foto ven lo que me espera mañana. Por eso he decidido ser un buen catalán, hacer el acueducto y meter la cabeza debajo del ala. Es lo que han hecho la mayoría.