sábado, 16 de marzo de 2013

Las madres embarazadas deberían vacunarse de la tosferina

La tos ferina es una enfermedad infecciosa bacteriana que causa una tos incontrolable con episodios intensos que en muchas ocasiones provoca el vómito. Cualquiera puede tener tos ferina, pero es especialmente peligrosa en los recién nacidos que puede causarles la muerte. En las últimas décadas hemos asistido a un aumento de los casos de tosferina durante el periodo neonatal y la estrategia propuesta para evitarlo es la vacunación de la madre embarazada para que cree y pase anticuerpos efectivos por la placenta protegiendo al recién nacido hasta los 4 meses de edad.

http://www.cdc.gov/vaccines/parents/infographics/protect-babies-from-whooping-cough.html
La tos ferina es una enfermedad muy contagiosa que ocurre solamente en los seres humanos y se transmite de persona a persona. Las personas enfermas la transmiten la enfermedad cuando tosen o estornudan cerca de otras personas. Éstas inhalan las bacterias que causan la enfermedad. Muchos de los bebés que contraen la tos ferina se infectan por sus hermanos mayores, padres o cuidadores cuyos síntomas son poco marcados  y no saben que padecen la enfermedad. El recién nacido está desprotegido y por ello se recomienda vacunar  siguiendo "el círculo" que le rodeará antes de que llegue a este mundo, tal como propone el CDC.