miércoles, 13 de marzo de 2013

Los padres no captan que sus hijos tienen sobrepeso o están gordos

Ya había comentado algo similar y lo percibo habitualmente en la consulta. Un nuevo estudio lo corrobora; muchos papás, especialmente cuando su hijo es pequeño, no se dan cuenta de que su hijo está gordo e incluso les gusta o, por lo menos, no muestran ninguna preocupación por ese motivo. Es más, las golosinas, chuches, bebidas azucaradas y el sedentarismo son habituales en sus casas. Lo curioso es que lo observo en todas las clases sociales pero lo que más me llama la atención es que los padres se ven incapaces de frenar la voracidad de sus vástagos.

A muchos padres, abuelos y cuidadores les digo que tienen un nuevo trastorno de la visión y de la imagen corporal que describo como percepción invertida = ven normales a los gordos y delgados a los normales.



A pesar de la información y recomendaciones de los expertos en nutrición las campañas antiobesidad infantil y juvenil no logran hacer cambios en la percepción de los padres y éstos no modifican los hábitos.


9 comentarios:

Dr. Tono dijo...

Totalmente de acuerdo, y además no les hace ninguna ilusión que les recuerdes la importancia de los límites y las normas, tambien en temas relacionados con la comida.

esmifarmacia dijo...

A veces, también vemos padres cuyos hijos no comen nada más que dulces en todo el día y lo ven perfectamente normal.¿No le sucede eso en la consulta?.

Dr. Santi dijo...

No sólo eso sino que me dejan la consulta pringada de saliva y azúcar del caramelo ¡Asqueroso!

Anónimo dijo...

Pues es un verdadero problema la obesidad infantil. Problema fisico y psicologico, ya que son muchos los niños que se rien de sus compis gorditos...bebes gordiiiiiitos antes. No saben sus padres el daño que les estan haciendo, por no imponerse a sus hijos y enseñarles a comer.

Anónimo dijo...

S.O.S.!!! Mi hija de 6 meses y medio me tiene contra las cuerdas. Solo quiere teta y papilla de frutas. Pasa olimpicamente del puré de verduras y eso que lo he intentado todo: distintas mezclas de verduras, distintas texturas, con ternera, con pechuga, tarrotos de marca... Y no hay manera; solo consigo darle 3 cucharadas y las escupe, llora, grita, hasta se encana y se atraganta del sofocón. Y cuando Le lavo la cara para terminar la toma con pecho ya esta feliz como una perdiz y yo desesperada. Que puedo hacer?

Dr. Santi dijo...

Sin verlo no puedo ayudarle mucho pero es importante que durante el día no tome el pecho a demanda como si fuera un chupete. Al acostumbrarse a tomar sólo el pecho a algunos bebés "sólo les apetece" algunos sabores y texturas nuevas.

Anónimo dijo...

Hola otra vez! Gracias por responder. Gema nació por cesárea y peso 2.700. Al principio parecía que no ganaba y tuve que esforzarme mucho hasta que conseguí establecer la lactancia. Es buena comedora y a los 5 meses introdujimOs las frutas que se come con verdadera ansia; ya antes le dimos a chupar manzana, pera, parsimon... Y le gustaba. Pero las verduras... Que no hay tu tía. Ahora esta en el p25 de peso y p10 de talla, esta realmente "hermosa". Hace 6 tomas al día: desayuno, almuerzo (que le estoy quitando), comida, merienda, cena y recena, y es q a las 22-23 horas, después de cenar los papis, le doy el pecho hasta q se duerme (tampoco sabe dormirse sola). Aun duerme en mi habitación y me parece pequeña para el método Stivil, que además también me parece una crueldad. Ah! Y no me llame de usted que soy colega! Un saludo

Dr. Santi dijo...

A veces no hay más remedio que ir poniendo un poco de verdura, poco a poco, en una de harina que la acepte bien.

Anónimo dijo...

Gracias otra vez. Seguiremos haciendo probatinas. Con lo ricos que me salen los purés!!! Un saludo