viernes, 14 de diciembre de 2012

El síndrome de la alergia oral es más frecuente de lo que parece

No es raro verlo en la consulta pero desconocía que estaba catalogado con este nombre.

El síndrome de alergia oral, o SAO, es una reacción alérgica que generalmente solo afecta a la boca y la garganta. Las personas con síndrome de alergia oral reaccionan a alimentos específicos, como ciertas frutas o verduras, los cacahuetes o los frutos secos de cáscara. Cuando ingieren el alimento al que son alérgicos, pueden experimentar picazón, cosquilleo, hormigueo, inflamación y enrojecimiento en labios, boca y/o garganta, generalmente en el curso de los minutos posteriores a la ingesta. Las personas que son alérgicas al polen son más proclives a padecer SAO. De hecho, esta afección es un síndrome alérgico alimentario relacionado con el polen. El sistema inmunitario de la persona afectada se confunde al interpretar que los alimentos que está ingiriendo son similares al polen, sustancia a la que la persona es alérgica. Muchas personas afectadas por un síndrome de alergia oral pueden ingerir los alimentos problemáticos si, en vez de tomarlos crudos, los toman cocinados. Esto se debe a que el proceso de cocción modifica los alimentos lo suficiente como para que el sistema inmunitario deje de considerarlos como una amenaza.

El síndrome de alergia oral generalmente solo afecta a la boca y la garganta. Pero, en constadas ocasiones, la reacción alérgica también afecta a otras partes del cuerpo. Conviene consultar a un especialista por si pudieran ocurrir reacciones alérgicas más graves, saber el medicamento necesario para casos de urgencia y conocer la lista de alimentos a evitar o con los que se debería tener un cuidado especial.