martes, 14 de agosto de 2012

Admiro profundamente a Norma Jeane Mortenson

Su madre no la podía mantener por problemas económicos y emocionales y la dejó al cuidado de un matrimonio adoptivo. La recuperó pero al cabo de unos meses sufrió una crisis nerviosa y la niña pasó a la custodia su mejor amiga. Ésta se casó y la niña fue dada en adopción a otras familias. Al cabo de un tiempo la niña acusó a un pariente adoptivo de haberla violado y a los 12 años volvió a ser violada, esta vez por uno de los hijos de una adoptante. Para evitar ir a un orfanato se casó con un chico de 21 años del que se divorció posteriormente. 

Esta dramática historía es un breve resumen de la infancia esta niña nacida como Norma Jeane Mortenson, bautizada como Norma Jeane Baker y conocida como Marilyn Monroe; una mujer a la que admiro por haber sobrevivido a tanto desastre, triunfar como actriz, modelo y cantante, ser la admiración de todos los hombres (todavía hoy), envidia de las mujeres (todavía hoy) aunque su muerte fue súbita, de causa poco clara. El final de su vida parecía corresponder con la sus inicios; una inestabilidad emocional terrible.  Fue una resiliente "truncada". Vale la pena leer lo que hizo su segundo esposo, Joe diMaggio, hasta fallecer de un cáncer de pulmón.

Los malos tratos psicológicos pueden causar un impacto muy negativo de por vida y dar lugar a graves dificultades emocionales, problemas de desarrollo y trastornos del comportamiento. En un informe de la Academia Americana de Pediatría (AAP) describe cómo el maltrato psicológico como una de las formas más comunes de abuso de menores pero que es muy difícil de diagnosticar y prevenir. 

El abuso emocional o psicológico es un patrón repetido de comportamiento de un padre o cuidador que puede ser verbal o no verbal, activo o pasivo, intencionado o no, pero que es interpretado de forma negativa por el niño. Esta forma de maltrato puede ocurrir en muchos tipos de familias, pero es más común en los hogares con múltiples factores de estrés, como los conflictos familiares, problemas de salud mental, violencia física, cuidadores deprimidos o consumidores de drogas.