miércoles, 16 de noviembre de 2011

El alcohol, devastador durante el embarazo. Miren la cara de estos niños

El consumo de alcohol es un problema de salud pública y Europa es una de los lugares de mayor consumo. Este problema es creciente en la adolescencia, donde ha aumentado de forma alarmante el consumo en forma de borracheras. Según un informe realizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2008, la edad media de inicio de consumo de alcohol en España está cifrada a los 13,5 años. Aunque se detecta una reducción muy importante en el consumo de alcohol durante el embarazo, se mantiene un consumo regular de alcohol en un porcentaje significativo (en España aproximadamente una cuarta parte de las gestantes). Es frecuente en niños adoptados de algunos países.

El síndrome alcohólico fetal (SAF) es un conjunto de síntomas y signos que aparecen en el recién nacido que ha estado expuesto al alcohol durante su gestación. El alcohol que consume la madre atraviesa la placenta y pasa al feto provocando crecimiento retardado, retraso mental, bajo peso al nacer, cabeza pequeña y anomalías faciales (aperturas oculares pequeñas, puente nasal bajo, nariz corta, labio superior delgado, mandíbula subdesarrollada, ausencia de surco naso labial), problemas de coordinación y motricidad fina, problemas de aprendizaje, dificultades para dormir, problemas de succión e hiperactividad.

No se sabe a ciencia cierta si existe una cantidad mínima de alcohol permitida durante el embarazo. Lo mejor es no tomar nada. El SAF es una enfermedad prevenible pero, en ocasiones no es fácil diagnosticarla.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Si el daño ya esta hecho (caso de algunos adoptados) ¿que se puede hacer doctor?

Dr. Santi dijo...

Es importante, sospecharlo porque muchos niños casi no tienen rasgos y ante cualquier trastorno del aprendizaje o comportamiento ponerse en manos de un buen neurólogo y un psicólogo.