domingo, 12 de junio de 2011

¿Pepinos "asesinos"? No, soja cultivada biológicamente

El pepino y las hortalizas españolas han sufrido una debacle económica difícil de recuperar por una imprudencia en las declaraciones de las autoridades alemanas. Nuestra agricultura quedó en entredicho y nadie, o pocos, compran productos del campo españoles. Calumnia que algo queda.

La últimas noticias parecen confirmar que el origen de la agresiva variante O104 de la bacteria E. coli está en semillas germinadas procedentes de una granja de cultivo biológico de la localidad de Bienenbütte (Alemania). Una vez producido el desastre sanitario-económico se me ocurren dos reflexiones:
  • Desde hace unas décadas todo lo que se bautiza como biológico está de moda. Productos naturales biológicos, verduras, vegetales y frutas de cultivo biológico, cereales biológicos... Pero qué es realmente un producto biológico? La forma más sencilla de definirlo es todo producto ya sea cultivado o elaborado en el que no ha intervenido para nada lo químico o antinatural (pesticidas, abonos químicos, sulfatos, herbicidas, conservantes, colorantes, aditivos artificiales, etc. La agricultura y horticultura biológica utiliza abonos naturales como estiércol de diversos animales, fitosanitarios para combatir las plagas con plantas medicinales, y materias minerales de origen natural. Sin embargo, un producto aparentemente biológico dejará de serlo si el agricultor usa el estiércol de animales cuya alimentación sea 100% natural. ¿Quién certifica que un producto es biológico? En España muchos padres pagan más por unos productos (HIPP) para niños de cultivo biológico. No dudo de su calidad pero la empresa informa  que tiene más de 6000 agricultores asociados.
  • España se ha quedado paralizada ante el desastre y no ha sabido, no puede económicamente, o no ha contactatado con buenos publicistas para dar la "vuelta a la tortilla" al asunto, tal como se estudian estos casos en las escuelas de negocios. ¿Cómo salir reforzado tras ser vilipendiado? Claro que es necesaria una campaña propagandística ingeniosa para toda la comunidad europea. ¡Quién sabe si decir a todas las mujeres europeas "el mejor pepino -con doble sentido- que puede tener en casa es español" sería un buen reclamo! (disculpen mi osadía). El caso más interesante de recuperación de la confianza fue el ocurrido en EEUU con el paracetamol más usado, Tylenol (acetaminofén). La respuesta frente al problema fue aleccionadora y, en cambio, nuestro país está reaccionando tarde y mal.
Por cierto: ¿Usted sabe distinguir bien entre un producto alimenticio bio y otro ecológico? ¿Se parecen? ¿Son iguales? ¿No se parecen en nada?

1 comentario:

Mar dijo...

en clase de toxicología vimos el otro día un reportaje sobre los COPs (compuestos orgánicos persistentes) en el que cogían varias verduras en un mercado al azas y luegos las analizaban para ver si sus niveles estaban dentro de lo legal, el que más tuvo fue un "producto biológico" O.o, se supone que siguen controles especiales pero quizá de tan naturales que son acaban cogiendo todo tipo de contaminantes de la tierra

ahora a ver con qué eslogan se termina este follón xDD