viernes, 24 de septiembre de 2010

¡Jolín, con mi compadre!

Noticia increíble aparecida en el País.

"Un médico originario de Siria ha sido detenido por la policía, acusado de falsificar partes médicos con los que decenas de inmigrantes irregulares pretendían legalizar su situación en España, según fuentes policiales. La operación ha permitido desarticular una red dedicada a la falsificación documental y a las estafas.

El médico Mohamed A.K., de 62 años, que desempeñaba un papel clave en la red, fue detenido en el hospital infantil San Joan de Deu de Esplugues de Llobregat (Barcelona). Anteriormente había trabajado en varios centros de salud, donde se había apoderado de impresos en blanco en los que había estampado el sello con el nombre y el número de colegiado de otros compañeros. Él se limitaba después a rellenar el documento con el nombre del inmigrante irregular, hacer constar en meses atrás le había atendido de alguna dolencia urgente, y a echar un garabato a modo de firma." Para más información pulse aquí.

No tengo ni idea de quien se trata. Cierto es que en el hospital por su magnitud e importancia tiene médicos de países de la UE y de fuera de ella. En pediatría, de plantilla, tenemos a dos médicos de origen árabe modélicos en su trabajo y en su formación; ninguno de ellos se llama Mohamed así que enteraré de quién el susodicho "forajido". En estos momentos de crisis un poco de "morbo" y "chafardeo" siempre va bien para distraer al desanimado personal.