domingo, 21 de marzo de 2010

Primer trimestre del embarazo

Acaba de llegar la primavera, hoy la duración del día es igual al de la noche aunque en este momento llueve a cántaros y parece pleno invierno. En el año más lluvioso de las últimas décadas es de esperar una explosión de la naturaleza tanto terrestre como "aérea -insectos & co".

A mí me preocupa mucho el efecto de los tóxicos durante los tres primeros meses de embarazo; a las embarazadas les suele asustar más -porque es lo más conocido- las infecciones y sus efectos sobre el feto. Estoy convencido de que muchos trastornos conocidos -espectro alcohólico fetal, autismo, TDAH, entre otros muchos - y por conocer son debidos a la entrada de sustancias químicas tóxicas en la mujer embarazada. La mayoría de las personas creen que es debido solo a la ingestión de tóxicos pero la piel, una barrera aparentemente protectora, es capaz de dejarlos penetrar en el organismo. Productos para el pelo pueden producir malformaciones genitourinarias como criptorquidia e hipospadias.

En un estudio publicado en Occupational and Environmental Medicine (Dic 2009) por Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona los autores mostraban que el empleo de repelente contra insectos (incluyendo productos para plantas y animales domésticos o vivir cerca de tierras de labrar) y muy especialmente del repelente contra insectos (con biocidas) en el primer trimestre de embarazo tenían un riesgo más alto de hipospadias. Esta investigación fue financiada en parte por el European Chemical Industry Council.

Doctor, no podemos quedarnos embarazadas con tanto riesgo que expone usted. Por supuesto que sí, pero una mujer que desea y busca un embarazo ya puede, antes de que llegue el momento, preparar su entorno para evitar tóxicos.