martes, 15 de septiembre de 2009

Tristeza por la pediatría española

La pediatría va muriendo por la estrategia de las entidades sanitarias. Desde hace tiempo la estrategia consiste en ir sustituyendo al médico de cabecera y el pediatra de los centros de atención primaria por el llamado Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria (General Practitioner de los países anglosajones). ¿Qué ventajas tiene eso, doctor? Para el niño ninguna ni para la familia tampoco ya que lo único que se pretende es sustituir a los dos médicos citados por uno con el fin de ahorrar costes. Los españoles que van a los países con GP están muy descontentos. El pediatra es un especialista que sólo ve a los niños enfermos cuando se los envía el citado GP. ¿Cómo puede atender una persona a una familia desde que se nace hasta que muere? Se necesitan unos conocimientos enciclopédicos para hacer esa tarea y estar al día de la medicina.

Hace poco asistí en Madrid a una reunión con miembros de la nueva junta directiva de la Asociación Española de Pediatría y conocí -¡cosas de la vida!- a un pediatra de Girona, el Dr.Cristóbal Buñuel maño él, con un ímpetu increíble y que lleva 15 años trabajando allí. Es un experto en pediatría basada en la evidencia, concepto con el que estoy en parte de acuerdo, y director una página web desdicada a este tema. En ella verán un manifiesto para pedir firmas solicitando que no desaparezca el pediatra de cabecera. Usted puede adherirse pulsando aquí.

Así que dentro de poco seremos muy valorados como especie a punto de extinguirse. Sí, sí pareceremos ositos...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi familia y yo vivimos en Finlandia y desgraciadamente sufrimos ya este sistema. Cuando uno de mis hijos se pone enfermo lo tengo que llevar al medico general. La primera vez que paso, no me podia creer que mi hijo no pudiera ver a un pediatra si mi medico general no lo creia oportuno! Por suerte, no tengo de momento ningun tipo de queja y cuando ha sido necesario (pulmonia) me visito el pediatra inmediatamente. Pero estoy con usted que es una pena que se pierda este sistema tambien en España.

Laia dijo...

Si una cosa funciona bien, ¿por qué cambiarla? Si todos estamos contentos con la figura del pediatra, que no nos lo quiten. El mio, bueno el de mi hijo, además de amigo es un estupendo profesional, criado en el hospital de referencia de niños más importante de Madrid. Y estamos encantados. Por si acaso, y por si podemos hacer algo, doctor Santi, ya me he apuntado en esa página y se la he pasado a mis amigas para que hagan lo propio. Como dice el refrán: Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.

Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Santiago, gracias por la mención ;-)

Sí, si no nos defendemos nosotros, no sé quien lo va a hacer.

Un abrazo:

Cristóbal

Martha dijo...

TOtalmente de acuerdo, yo soy una de esas "desplazadas" (asi me llaman cuando voy al medico aqui... vivo entre barcelona y londres, mas tiempo alli que aqui...) y mi "GP" nos ve a todos. Evidentemente es una cuestion economica. Se ahorran muchos pediatras. Desde que el bebe nace solo va al medico (de cabecera) si esta enfermo. No hay revisiones, tampoco les ven para las vacunas, que las pone una enfermera pediatrica... Es una reduccion en agsto considerable. Alguna vez he tenido que insistir para poder ver al pediatra, evidentemente cada vez que lo envian sube el gasto del GP, que tiene un presupuesto (se como funciona, yo trabajo en el hospital...) y por como funcionan las "surgeries" (equivalente a los centros de atencion primaria) casi nunca ves al mismo medico, lo que en el caso de los adultos ya es malo, pero en el caso de los bebes peor, puesto que el seguimiento es nulo. Asi que yo veo mas desventajas que ventajas.

Doctor, me ha entrado la curiosidad... Por que esta solo en parte de acuerdo con la idea de la pediatria basada en la evidencia???