jueves, 28 de mayo de 2009

Barcelona 2 - Manchester United 0

No soy futbolero ni seguidor del Barça, prefiero la MotoGP en primer lugar y la F1, pero tenía que ver un partido con tanta expectación. En cuanto acabó me fui a dormir pero desde el punto de vista de un pediatra han habido cosas que me han llamado la atención de los dos equipos y que son un ejemplo para los jóvenes y no tan jóvenes.

En el lado del Barça, el entrenador que debe tener dotes de psicólogo, ha recuperado a dos jugadores (podrían ser estudiantes, trabajadores) Etoo y Henry que en la temporada pasada casi estaban deshauciados. Les ha sabido sacar de nuevo el talento que tenían. También ha hecho algo que ha pasado desapercibido: tener autoridad sin estridencias.

En el lado del ManU, muchas personas "de la casa" son jugadores que son fieles al equipo durante años y confiar en el mismo entrenador aunque las cosas vayan mal dadas o no vayan bien y con un estilo totalmente diferente al del Barça. Autoridad a lo militar.

Finalmente, hay que recordar a los jóvenes y a los padres que todo se aprende repitiendo. En todas las actividades es necesario repetir: ensayar la jugadas, hacer los deberes del cole, aprender una profesión o educar a un niño. Los que tienen talento lo harán mejor y sobresaldrán y los que lo no tengan harán su cometido bien hecho pero destacarán sobre el resto.

Así sea y mis felicitaciones a los "culés"...

3 comentarios:

Manuela dijo...

yo no soy futbolera, pero desde Barcelona city anoche era imposible obviar un partidazo así, la ciudad se rompía en bocinazos gritos y petardos, y es hermoso ver a tanta gente eufórica por el triunfo de su equipo... así que Visca el Barça por el triplete!

Anónimo dijo...

Ole, ole, viva el fútbol, que mientras la gente habla de fútbol no hay crisis, nadie se acuerda de los políticos y todos tan contentos.

Dr. Santi dijo...

Totalmente de acuerdo. El fútbol distrae al "personal" pero mañana seguirán en el paro o a punto de caer en él.

Yo me comprometo a votar en las Europeas pero más de la mitad de los españolitos no piensan hacerlo.

De todas formas pudo ver que, yendo mal el país, ZP y Montilla no faltaron a la cita con todo pagado y estaban más despiertos que Berlusconi.