jueves, 5 de marzo de 2009

Los amigos "marginados"

¿Cuántos amigos tenemos en realidad? Lástima que no pueda ofrecerles parte del discurso que dio mi abuelo Lorenzo al final de la comida en la celebración de sus Bodas de Oro. Mi abuelo era un orador fantástico aparte de muy buena persona. Cuando hablaba, destacó unas cuantas cosas de la vida que nos impresionaron a todos; una de ellas fue que, a medida que van pasando los años te das cuenta que vas descartando muchas personas a los que creías amigos y no lo son. En realidad sólo quedan unos pocos que los puedes contar con los dedos de la mano. 

Como está escrito: "Un verdadero amigo es alguien que te conoce tal como eres, comprende dónde has estado, te acompaña en tus logros y tus fracasos, celebra tus alegrías, comparte tu dolor y jamás te juzga por tus errores"

A mí me ocurre lo mismo. Y hoy les voy a hablar de los "marginados": él es Sir Alexander Yoke y su esposa Lady Beauty Spot-Black, de lindos ojos azules. Ambos son tan diferentes que me imagino que ésa es la causa de su larga unión. Yo conozco a Sir Alexander, traumatólogo de pro, desde la carrera de medicina hace luengos años. Con otra pareja, el matrimonio Commendatore Cavalieri hemos hecho varios viajes juntos. Da la casualidad que Sir Alexander & Lady Beauty están continuamente viajando a los lugares más remotos - en breve se van a Laponia, China y Filipinas- porque a él le reclaman de todo el mundo para dar conferencias.

En cambio el commendatore Cavalieri y un servidor nos quedamos en España picando piedra y hacemos breves escapadas. Lógicamente es dificilísimo coincidir con ellos. Los picapedreros "semos" modestos y cuando hacemos un un viaje ya casi no les llamamos porque están en el otro lado del mundo. Por eso, cuando estamos de viaje siempre nos envían sms en broma preguntando cómo nos va y acaban firmando los "marginados. Ya nos gustaría a nosotros hacerles de porteadores y llevarles las maletas ya que "sólo van en 1ª clase porque los viajes son largos". En la foto salimos todos juntos cuando fuimos a comer al Queen Mary 2, en su primer viaje a Barcelona, por gentileza de su hija mayor.

Un abrazo, amigos.

1 comentario:

Jose Antonio dijo...

Querido doctor, de antemano quiero mostrarle mi admiración por no ser hipócrita.

Me parece que a pesar de lo que se deja ver en lo que dice, vive usted en esa burbuja de "los que tienen mucho".

Autollamarse picapedrero, aunque sea en broma, para lamentarse, y mostrar su foto ante el Queenmoney 2, cuando yo tengo compañeros, que a la fecha, les quedan 375 e para todo el mes, me parece cuasi obsceno.