martes, 8 de julio de 2008

Compañerismo

¿Qué es el compañerismo? Transcribo, algo modificado, el texto de la web de catequesis del grupo franciscano.

"Tener sentimiento de grupo, que anima el espíritu de cooperación con fines comunes. No pretender sobresalir, sino ser parte de un conjunto (esto implica no ser vanidosos, soberbios...). Olvidar el yo para pasar al nosotros. Ser generoso con lo que se tiene, con lo que se sabe y con lo que se es. Ampliar los horizontes y los límites personales. Tratar de conocer las aptitudes de los demás y aprender de ellas. Pensar en los demás. Estar atento a las necesidades de cada uno para colaborar en lo que se pueda. Saber qué se puede aportar de lo propio para que sirva a todos.
Brindarse a la amistad".

"Un compañero no es necesariamente un amigo, si bien muchas veces un amigo puede ser también un compañero. Amistad implica conocimiento profundo y confianza absoluta, condiciones que no se podrían dar con demasiadas personas. En cambio, el compañerismo implica prestar ayuda, solidarizarse, acoger, no excluir, defender. Uno no tiene un batallón de amigos pero sí muchos compañeros".

No está mal, ¿verdad? Ahora les suelto un vídeo que me impresionó. Quizás no tiene mucha relación con lo escrito pero es ilustrativo.

3 comentarios:

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Tu aporte será valioso
Un abrazo desde la Argentina.

Ana Medina dijo...

ufff!!! pues a mí también me ha impresionado, no por la cogida en si misma, sino por es espíritu con que sus compañeros intentan protegerle, arroparle, incluso exponiendo sus vidas sin pensarselo. No sé si es ser unos incoscientes o no, arriesgando la vida de esa forma, lo que sí esta claro y no deja lugar a duda de ningún tipo, es que al compañero cogido por el toro... le querían.

lady jekyll dijo...

Doctor, con el vídeo ha hecho usted que se me salten las lágrimas... Me han emocionado estos muchachos. ¡Chapeau!