domingo, 29 de junio de 2008

Los canalillos del "body"

¿Qué significa la palabra canalillo? Pues según la Real Academia de la Lengua, no consta -no existe. En cambio, si escriben canalillo en el buscador Google observarán sorprendidos de la cantidad de documentos y fotos que aparecen a cual más tentadora y para regocijo de los hombres.

De golpe ha llegado el calor y, para sobrellevarlo, no hay nada mejor que ir ligero de ropa. Los hombres ligeros de ropa no atraen nada. En la consulta algunos vienen con un cutre pantalón corto deportivo y ¡no se lo pierdan! con camiseta imperio.Con todos los pelos al aire y de una elegancia arrebatadora. Me pregunto que pasaría si yo visitara vestido de tal guisa. Pero no quiero hablar de la vestimenta de los hombres sino de las mujeres.

Hace tiempo les expliqué lo que me pasa el la consulta durante el verano. El año pasado explicaba que la mamás se inclinan hacia adelante para inmovilizar la cabeza del niño cuando le examino la garganta. Muchas muestran el "canalillo" que en algunos casos llegan a provocarte estrabismo. Lo he comentado con otros colegas y también les pasa lo mismo; el "canalillo" en un serio obstáculo para mirar objetivamente las amígdalas del nene. En otros casos, como el de la primera dama alemana Sra. Merckel, son como barrancos vertiginosos y fellinianos, con la sola idea de que nuestro alto y trabajador Príncipe, por su altura, llegue a la garganta profunda.

Últimamente hay otra dura prueba que debemos pasar los pediatras. Pero no me refiero al "canalillo" superior si no al inferior. ¿Al inferior? Sí, al al inferior. Pero ¡si no hay tetas! No, no las hay pero sí dos grandes manzanas llamadas nalgas. Por la moda y por el calor el talle de los pantalones ha bajado varios centímetros y cuando la mamá se agacha se ve el pantalón, el tanga y el "canalillo inferior". Todavía no ha venido ninguna con el modelo tanga-vaquero que está causando furor y lo pueden ver en la fotografía que les muestro.

Seguro que muchos deben pensar: "Doctor, es usted un viejo verde". No lo creo. Hay muchas formas de deleitar la vista: ver paisajes, cuadros, objetos y mujeres hermosas. Seguro que Fray Dulento, asiduo lector, nos dará el veredicto desde su clausura monacal y me absolverá de estas miradas inocentes a los "canalillos" femeninos.

PS. Parte veterinario: " Perrita en casa, probable tumor maligno hepático"

8 comentarios:

Dr. Gluck dijo...

Apreciado Dr. Santi :

No sé si es ud consciente de que está revelando un importante Secreto Profesional,
pero en todo caso partiendo de la base de que es cierto que los canalillos le añaden un plus de fascinación a lo agradable que es pasar una consulta de pediatría, ,tenga en cuenta que como se vaya extendiendo entre sus adeptas la especie de que le cuesta mirar unas amígdalas según sea el escote materno, es posible que ud no vaya perdiendo calidad de vida, pero si “calidad de vista”.
Y si no fíjese si a partir de ahora no vienen todas sus madres-lectoras-de -blog con cuello cisne.

En cuanto a los padres, que acuden con camiseta imperio, gorra de béisbol o pantalón de futbolista, es una cuestión de educación de difícil solución, y no creo que pasar consulta con gorra mejorara la situación , incluso es posible que la visera impidiera la visión clara del canalillo.

Saludos amigo.

PD : espero que su perrita sufra lo menos posible.

Fray Dulento dijo...

Buenos días doctor,
cad día nos sorprende con sus conocimientos interdisciplinares; décadas después de haberle conocido descubro que también tiene conocimientos en ingeniería de canales y, tal vez, puertos y caminos. Será porque llega el verano, el calor y los rayos de sol, que de cierta manera estimulan la producción de testosterona en los interiores de las bolsas escrotales. No se donde leí que las peras femeninas son una traslación anatómica de lo que usted llama manzanas, aunque hablando de frutas prefiero los melocotones, a la arte delantera de la mujer. Al parecer, al ponernos erguidos en un momento de nuestra evolución, los senos femeninos sufrieron una transformación para convertirse en reclamo sexual, y pasar a ser una imitación de las turgentes nalgas femeninas. Así pues, la ciencia le avala cuando habla de dos canalillos. O como diría un creacionista:¡Gracias, Dios!
Entre canales, y no me refiero al famoso empresario de la electricidad, anda el juego. No se quien dijo que el escote de una mujer es como la cartera de un millonario: cuanto más voluptuoso, mayor es su poder”. Tenga cuidado pues en dónde clava sus ojos estrávicos.

PD. Pobre perrita.

Eva Mintenig dijo...

Dr. Santi: Usted ha sobrepasado, gozosamente, la línea recta que debe haber entre madres y pediatras. Yo nunca he presumido de cnalillo porque nunca he tenido un busto abundante, aunque sí atractivo. Y me sabe mal. Con la edad, sin embargo, cada vez aprecio más las características de mi busto escaso, y ello por varias razones:
1- ¿Saben aquello de "en pot petit hi ha la bopna melmelada"?
2- Gastas menos en sujetadores. Estoy convencida de que a mayor talla, mayor precio.
3-Con un busto escaso y atractivo se atraen hombres interesantes, y no a los simples machos ibéricos. Habla la voz de la experiencia.
Un saludo a tod@s. No comento el tema del tanga porque eso sí que no uso (pantalones de talle bajo, no el tanga en si).
Es usted, Dr. Santi, un ser excepcional. No lo dudaba, pero el artículo de hoy viene a confirmar mi presentimiento.

Anónimo dijo...

Es la primera vez que un hombre menta las virtudes femeninas y no se me subleva mi lado feminista indignado...desde luego Ud sabe comunicar Dr.

Anónimo dijo...

buenos días estimado Sr. Santi,

Con humor todo sabe mejor, es cierto que sujetar al niño en la camilla mientras el pediatra lo examina y él se niega, es complicado. Ahora me doy cuenta de que para ustedes es mucho más, un niño rebelde, las amigdalas y... todo lo demás, dura vida la de un pediatra. En nombre de todas las mamás... intentaremos facilitarles la labor con cuellos cisne, como apunta el dr. gluck, aunque a veces se nos olvide y todo sea más... complicado.
Me ha sacado una carcajada un lunes por la mañana, cosa complicada, así que me abstengo de las críticas que podrían surgir.
Un saludo.
Marta.

Anónimo dijo...

Dr. ahora me vengo a dar cuenta que mis melones caribeños tienen la culpa del estrabismo del pediatra.

Cada día usted me cae mejor.

Un saludo!

Dr. Santi dijo...

En el suplemento de los domingos de La Vanguardia el día 6 de julio de 2008 el admirado Quim Monzó en su columna SERÉ BREVE publicó un artículo muy divertido titulado ¿Por qué miras lo que enseño? parece que me leyó el pensamiento. Genial

mera dijo...

Yo siempre creí que lo mio fue de una pedrada, ahora veo que tambien se puede conseguir en la Facultad. Entré en Google buscado "canalillos", pues acabo de escribir sobre ello, y su pagina debe ser la más leida en torno al tema. A lo que comenta Doña Eva, se podría añadir el socorrido "la mujer de teta menuda se conserva mejor que la tetuda" es que soy de campo...