miércoles, 26 de septiembre de 2007

En términos actuales yo también fuí "drogata"

Con la vuelta a la normalidad después de las vacaciones también vuelve la "anormalidad" los fines de semana. "Sex, Drugs & Rock n Roll" aparece como una de las máximas preocupaciones de los padres. Mañana visitaré a una joven de 15 años que acaba de interrumpir su embarazo. La conozco de toda su vida y sus padres han cuidado de ella como tan bien como cualquier familia.

Los tiempos han cambiado, efectivamente. En mi época moza también había alcohol, tabaco y anfetaminas ¡de venta libre y sin receta!. Incluso recuerdo un anuncio de un vino que sorteaba algún premio bajo el lema: "El abstemio no tiene premio". Yo fumaba, empecé con tabaco rubio llamado Dominó pasando por los Celtas y acabando con Ducados, cogí alguna cogorza en contadas ocasiones ya en la Facultad de Medicina muchos empleábamos las famosas anfetaminas: Centramina (r) -aún tengo un frasco vacío- o Simpatina (r) para estudiar y poder rendir al máximo. Ahora, hecho un hombrecito, no fumo, no bebo, ni... ¿Que diferencias habían entre entonces y ahora? Muchas, pero las más importantes eran dos: uno, el entorno era pobre en estímulos, teníamos que exprimirnos la "sesera" para divertirnos y dos, las anfetaminas únicamente las empleábamos para estudiar.Nunca para divertirnos. Al acabar el curso se acababa la ingesta de estos medicamentos. De aquella época consumidora no recuerdo a nadie que sea drogadicto a las drogas (no pongo la mano el el fuego que alguno sea alcohólico social). Ahora es al revés, el estímulo para divertirse está en un nivel tan alto que para disfrutar como un enano se necesitan estímulos suplementarios: las anfetaminas se emplean para "dar marcha".
A los padres, en su interior les aterra que su hijo/a, pueda caer en el consumo. Pero eso es lo que hay. Lo mejor es establecen un buen diálogo tanto del alcohol como de las drogas desde pequeños y estar informados. Les doy dos direcciones para ponerse al día en estos temas. Estar informados es vital y mantener la sangre fría también.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal como está el panorama si debe dar miedo tener a los hijos en edad adolescente. Ya en mi época se podía encontrar "cualquier" cosa con una facilidad pasmosa. No quiero ni imaginar lo que debe ser ahora...

Por otra parte, ... yo lo tube al alcance y nunca eché mano de ello. Ojalá pueda enseñar a mi peque como me enseñaron a mi.
...
aunque no se si solo depende de eso, no creo. Hay tantos factores...

Mariona dijo...

Hola!
La veritat és que les drogues estàn a l'abast de tothom, el problema és que cada vegada són més petits quan les començen a pendre. Crec que el que cal és informar del qué passa i donar un vot de confiança. Amb repressió tot és complica.
Per altra part crec que s'hauria d'estudiar i entrendre per què pràcticament tota la joventut està en contacte amb les drogues, tan si en prenen com si no, és un fenòmen a escala occidental i ho dic per experiència. Jo al meu fill arribat el dia, intentarè informar-lo lo millor que pugui, perque si vol pendre drogues en pendrà tan si m'agrada com si no.