domingo, 10 de junio de 2007

¿Podemos ir de vacaciones con el bebé de tres meses al Nepal?

Me quedé atónito a oír esta pregunta. ¡hombre, como poder ir se puede pero no es el lugar más fácil ni cómodo para el bebé!. "¿Cómo se les ha ocurrido un país tan original y seguro para el nene?"."Es que mi marido es un apasionado de los viajes y este año toca el Nepal". Jolín, pensé yo, igual ya están apuntados a vuelo espacial. Le pregunté con buena intención: "¿Tienen a algún familiar/pariente, conocen bien el idioma, saben donde acudir si hay algún servicio de urgencias para niños? "No, pero antes de tener al bebé nos hemos espabilado bien en todas partes." Conseguí que cambiaran a otro año más posterior; no sé dónde fueron pero seguro que a la Baleares no. Por cierto, hay una isla de ellas que puede ser de riesgo para niños en caso de enfermedad ¿Cuál es la isla?. Ruego a los que me lean me respondan a este concurso. Sólo hay que clicar abajo para dar la respuesta que puede ser anónima.

La vida te enseña que hay personas nacidas con estrella, pueden hacer las cosas más insólitas y siempre están tan panchos. Y la mayoría somos "medio pensionistas". A veces va todo viento en popa y en otras ocasiones no levantas cabeza.
En el fondo, todo este preámbulo viene a cuento por Las Enfermedades Infecciosas Emergentes:
  1. Enfermedades de nueva aparición en una población.
  2. Enfermedades que han existido en el pasado, pero con un aumento rápido en su incidencia o en un área geográfica . Han aumentado do con respecto a las dos décadas pasadas o amenaza con incrementarse en el futuro. La emergencia podría deberse a la propagación de un nuevo agente, al reconocimiento de una infección que ha estado presente en la población pero ha pasado inadvertida, o al descubrimiento que una enfermedad establecida tiene un origen infeccioso. La emergencia podría utilizarse también para describir la reaparición (o reemergencia) de una infección conocida después de una disminución en su incidencia.

La reemergencia podría suceder debido a la pérdida de medidas en la salud pública para infecciones previamente controladas. La malaria (paludismo), la tuberculosis, el cólera, la tos ferina, las infecciones por neumococo, la gonorrea, la gripe.
Las enfermedades emergentes incluyen: el SIDA, SARS, la enfermedad de Lyme, Escherichia coli O157:H7 (E. coli), y otras.

Los pediatras tenemos que reciclarnos en enfermedades que habíamos estudiado como raras: dengue, filaria, enfermedad de Chagas y otros parásitos.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene usted razón, doctor. Deberíamos ir con más cuidado a la hora de viajar con bebés y niños pequeños e informarnos de los riesgos de los países de destino. Como padres, a veces no somos conscientes de muchos factores externos que deberíamos tener presentes. He buscado la solución a su pregunta y supongo que se refiere a la puñetera meningitis porque (como ha explicado usted en una de sus reflexiones anteriores) constituye una enfermedad seriamente peligrosa para los niños.
Saludos

Santi García-Tornel dijo...

Gracias por la respuesta y por "animar el cotarro". Yo me refería a Formentera. Efectivamente una meningitis en esa isla y con un temporal que te deja aislado del resto de España puede ser peligrosísimo. Buscar siempre, con niños pequeños, lugares con un centro de pediatría próximo