martes, 21 de mayo de 2013

Los psiquiatras a la greña por la "nueva biblia de enfermedades mentales", DSM-5


El Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) promovido por la American Psychiatric Association, también conocido como la “biblia” de la psiquiatría, reúne una clasificación de las enfermedades mentales y, hasta la versión anterior, ha servido de referencia habitual para los médicos, especialmente psiquiatras, de todo el mundo. Acaba de presentarse la quinta edición (DSM-5). Esta nueva versión llega después de un largo proceso de revisión, en a el que han participado muchos profesionales de la salud mental,  pero ha suscitado una lluvia de críticas y descalificaciones.


Hay cambios muy polémicos y, algunos de ellos afectan a la población infantil. Por ejemplo, hay un nuevo y desconcertante concepto diagnóstico: Disruptive Mood Dysregulation Disorder (DMDD) que se podría traducir, más o menos, como Trastorno de Desregulación Disruptiva el Estado de Ánimo (¿usted lo entiende? con el que se diagnosticará - "etiquetará" a niños mayores de 6 años que tengan episodios frecuentes y repetidos estallidos de ira en períodos de tiempo más o menos largos. Otra de las modificaciones más importantes es que ahora ya no se hablará de autismo ni síndrome de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo. Todos estos términos quedarán incluidos dentro del diagnóstico de trastornos del espectro autista. Yo mismo envié una queja por considerar la enuresis nocturna como un trastorno psiquiátrico.

Sería muy prolijo para mí alargarme en un tema que no es mi especialidad pero ya se vislumbran futuros nubarrones. Habrán nuevas "etiquetas diagnósticas" que pueden llegar a ser ofensivas, algunos diagnósticos no se diferencian bien de la normalidad -falsos positivos- por lo que la industria farmacéutica tendrá "nuevas presas" a las que hincar el diente. 

El DSM-5 está ya a la venta por $ 199 en tapa dura y $ 149 en la de bolsillo.

2 comentarios:

xavi sabat dijo...

Sort que vaig neixer als 70 si no de ben segur estaría tancat a Sant Boi, nens mogudets atiborrats de pastilles i després als 14-15 els hi direm que no prenguin drogues, ens estem tornant atontats?? Una abraçada Santi.

Jordi Badia dijo...

El NIMH y la BPS ya se desmarcan del DSM, según infocop:
http://yoamoaalguiencontdah.blogspot.com.es/2013/05/bye-bye-dsm-en-ingles-porque-los.html