miércoles, 17 de abril de 2013

Una de cada cuatro mujeres y chicas adolescentes tiene vulvodinia

Desconocía esta entidad hasta que leí este artículo: "Vulvodynia: An Under-recognized Pain Disorder Affecting 1 in 4 Women and Adolescent Girls -- Integrating Current Knowledge Into Clinical Practice" en Medscape Pediatrics Education (acceso por suscripción). En él, los autores hacen una revisión muy completa de este poco conocido trastorno en las chicas. Lo llamativo es que, siendo tan frecuente, sólo un 2% de las mujeres consultan por este problema. Es uno de los muchos trastornos que los pacientes ocultan como la incontinencia urinaria o la enuresis nocturna. Es la patología "silenciosa".

La vulvodinia se define como molestias vulvares, generalmente descritas como ardor o dolor de más de tres meses de evolución, que se producen en ausencia de un trastorno específico y en que la vulva presenta un aspecto normal. La vulvodinia puede ser generalizada o localizada, según el dolor afecte a toda la vulva o sólo una parte de ella; y el dolor puede aparecer de forma espontánea o ser provocado por un contacto físico. En muchos casos, la vulvodinia puede hacer casi imposible tener relaciones sexuales, usar tampones, o incluso usar ropa ajustada. Aunque la vulvodinia no es una enfermedad grave, el dolor persistente limita la actividad diaria de la mujer y puede afectar seriamente su calidad de vida.

Al navegar por Internet he encontrado bastante información, libros de autoayuda,  asociaciones de afectadas e incluso un breve blog explicativo.