miércoles, 20 de febrero de 2013

La lactancia materna ya no es lo que era y la celiaquía tampoco

Con los años uno ve de todo. Y gana en experiencia y sabiduría. Una enfermedad apasionante por los cambios vertiginosos que ha tenido para el diagnóstico y las recomendaciones dietéticas es la celiaquía. Es como una historia inacabable, un culebrón, vamos.

Unos médicos  del País Vasco (JC Vitoria y JR Bilbao) han actualizado los conocimientos sobre la enfermedad celíaca en un excelente artículo que resumo a continuación. La enfermedad celíaca (EC) es una enfermedad autoinmune (en la que intervienen anticuerpos) en personas predispuestas que consumen gluten. La EC afecta sobre todo al sistema digestivo (malabsorción intestinal con diarrea prolongada y pérdida de peso). El gluten está en los cereales trigo, avena, cebada y centeno pero no en otros cereales como el arroz y el maíz, ni en las frutas,verduras,legumbres,carnes y pescados no envasados. Están cambiando los métodos diagnósticos de tal manera que ya no es necesaria la biopsia obligatoria y hay esperanzas en nuevos tratamientos como vacunes (Nexvax2) o anticuerpos monoclonales. El único tratamiento aceptado, de momento, sigue siendo evitar la ingesta de gluten durante toda la vida.

Ahora viene lo sorprendente. Entre las recomendaciones para su prevención se recomienda introducir el gluten entre los 4 y 7 meses de vida incluso durante la lactancia materna. Así pues, el axioma de que la lactancia materna es "el único y mejor alimento para el bebé durante los 6 primeros meses de vida" se empieza a desquebrajar. La leche materna parece tener una insuficiente cantidad de vitamina D y la Academia Americana de Pediatría recomienda dar un suplemento de ella desde el principio. Me gustaría saber la opinión de los "apóstoles recalcitrantes e intolerantes" de la lactancia materna exclusiva.

PS:

  1. Ya sabía que la introducción del gluten se recomienda a esas edades según "los expertos" pero no todo el mundo está de acuerdo
  2. Soy un firme defensor de la lactancia materna. ¿cómo no la voy a recomendar si es lo mejor para el bebé?
  3. Por otra parte, también soy un firme defensor de las madres que, por razones personales o laborales, deciden no dar el pecho y optan por la lactancia de fórmula. Algunas de esas madres se sienten culpables por los comentarios e incluso vejaciones-eres una mala madre- de los "apóstoles recalcitrantes e intolerantes" de la lactancia materna.

15 comentarios:

M dijo...

Como apostol recalcitrante que soy no veo el problema, si la lactancia exclusiva es hasta alrededor de los seis meses, a esa edad se empieza a introducir el gluten en papillas de cereal o trocitos de pan. Asi lo hice yo al menos.

Mikkorium dijo...

Afortunadamente los bebes con lactancia materna están recibiendo pequeñas cantidades de gluten desde el nacimiento a través de la leche materna.

Unknown dijo...

Y eso es nuevo? Al menos a mi ya me suena leer ese dato en algún libro, incluso me suena que durante la LM está recomendado introducir el gluten antes que en los niños con LA.

Anónimo dijo...

Que un pediatra diga esto es vergonzoso.

El insulto sobraba.

El déficit de vitamina D está presente en la mayoría de personas, aunque no lo sepamos, pues debemos hacernos análisis específicos para detectarlo.

Si recomiendan desde hace tiempo ya (no ha descubierto nada nuevo usted) que es mejor introducir el gluten durante la lactancia materna, es precisamente porque esta puede proteger mejor y hacer que el gluten sea mejor aceptado por el organismo del bebé, con un sistema digestivo inmaduro aún.

¿Cual cree usted que es el mejor alimento para un bebé, si no es la leche materna, hecha específicamente para el? ¿La leche de vaca modificada?

Una de las primeras cosas que aprenden los niños en el colegio es que el hombre es un mamífero. Busque la definición en el diccionario.

Laura L. dijo...

Creo que introducir el gluten entre los 4-7meses lo lleva diciendo la ESPGHAN hace mucho tiempo.... Y que la lactancia materna es u factor protector frente a la enfermedad celiaca también! ¿Dónde esta el problema de 6 de LM exclusiva e introducir el gluten posteriormente en pequeñas cantidades y manteniendo la LM? Es los que indica la OMS, la aeped....

esmifarmacia dijo...

Un artículo muy interesante y por lo que vemos polémico. Siempre aprendemos algo contigo.

Julia dijo...

Bueno, como no encuentro sección de contacto lo suelto aquí, para chula yo.

Por favor agradecería una respuesta sobre los famosos brotes de crecimiento. Cada vez que estoy a punto de estrangular a mi hijo (de 6,5 meses ahora y que ya de por si es un poco huevoncillo y dificilillo) antes de irme a Ebay y poner un nuncio a ver si alguien se lo queda a precio de saldo miro y resulta que (más o meno) cuando con un supuesto brote de crecimiento.

Existen? es una alucinación colectiva? Que precio le pongo? es guapeton pero tiene mala leche!


Ah en referencia al post, aquí en Suiza durante el primer año de vida a los niños se les dan gotas de vitamina D cada día.

Paula Martínez dijo...

De toda la vida a los niños se les ha dado picos de pan para que los chupasen. Ideal para ir acostumbrando el organismo poco a poco al gluten.
Jamás he oído ni leído a ningún defensor de la lactancia materna (por muy recalcitrante que sea) llamar mala madre a alguien que no la dé.
Se les aconseja, se les informa, se les ayuda... y son algunas de ellas, las que interpretan todo esto como acusaciones y se defienden de ataques inexistentes.
Le propongo un juego: Busque un debate al azar sobre el tema, e introduzca en un buscador las palabras "mala madre". A ver quien es el primero en escribirlas. Pongo la mano en el fuego a que, en un altísimo porcentaje, la expresión parte de la madre "ofendida".
Y es que no hay peor voz acusadora que la de la culpa (fundada o no)

Anónimo dijo...

Es que el primero que debería ser defensor acérrimo de la lactancia es usted, que para ello es pediatra y se supone que sabiendo que es lo mejor para el bebé, potenciar y promulgar la salud de sus pacientes, así nos va en España con unas tasas bajísimas de prevalecencia de lactancia frente a los países nórdicos que deciden invertir en sus sanitarios en formación e información y desde luego implementarlo, aquí normalmente queda todo en buenas intenciones.

De todos modos, esto del gluten no es nuevo, a mi el dermatólogo y alergólo me dijo hace más de 2 años esto mismo, junto con prolongar la lactancia lo máxime posible, amos, nada nuevo bajo el sol.

Saludos apostólicos, aunque a veces pienso que esto de promulgar la lactancia entre los médicos es como predicar en el desierto, sino quieren no se actualizan, eso decía mi abuelo que era médico prolactancia materna...

Verónica

Conxi dijo...

Deben tener superpoderes porque es tocar el tema de la lactancia materna y salen hasta de debajo de las piedras... Bueno es que las mujeres que queremos dar la teta y no tenemos leche es porque no nos hemos esforzado lo suficiente porque al parecer hay algún estudio por ahí que dice que todas las mujeres salvo alguna excepción por temas metabólicos y poco más, todas podemos dar la teta. Pues bien se que ve que cuando hicieron el estudio no me encontraron en casa...

Julia dijo...

Conxi acabo de visitar tu blog y me hecho fan seguidor y todo lo que se puede, como me he reído.

Mi marido también tiene ojos de jedi y solo tengo un hijo de 7 meses pero con 8 horas de lloros diarias me he comido todos los consejos gratuitos habidos y por haber.
Ah y en varios idiomas por que vivo fuera (suiza)y aquí todo cristo sabe de niños!

Yo llevo 7 meses de teta (combinada con papilla desde los 6), Y ESTOY HASTA EL GORRO. Si se que no podría destetar a este pequeño chupóptero le enchufo el biberón nada más salir de la barriga!

Así que aquí estoy esperando a los 9 meses meses cuando según la consejera materna (no se como traducir Mutterberatung) del barrio, se abre una ventana de oportunidad estupenda para destetar hasta el más tetofolilo.

P.D. lógicamente no tengo un trabajo al que deba ir sino otro gallo cantaría.

Susana dijo...

Por Dios, que horror... Conxi y Julia, más os valdría haberos comprado un nenuco. Y no lo digo por el tema de la lactancia, que desde luego Conxi a mi me daría vergüenza publicar un comentario tan sumamente ignorante (coje un libro, por Dios), si no por la actitud en general. Julia, como compadezco a tu bebé. Una pena...

Annette dijo...

Qué poco sentido del humor tienen algunas.
Yo me he reído con julia, y comprendo a Conxi. A mí me pasó lo mismo, si hubiera hecho caso a las talibanas mi hija hubiera tenido que ser ingresada. Y a pesar de currármelo muchísimo, nunca conseguí dejar la lactancia mixta.
Llevamos 14 meses de lactancia materna, combinada con biberón y ahora con la comida, por supuesto.
Yo también tuve que aguantar las miradas acusatorias de las acérrimas tetiles cuando en una reunión tuve que sacar un bibe para calmar a mi ja, que tenía hambre.

Las mujeres con poca leche existen y han existido siempre.

María dijo...

Qué poco sentido del humor! Por lo que leo, Julia ha parido un miniser como el mío, no calla en todo el día, hasta duelen los oídos. Y Anette, de verdad, o te lo tomas con gracia, o estás perdida.
Y en lo de la teta, pues cada uno que haga lo que le venga bien lo que pueda. Hoy en día las leches maternizadas son lo suficientemente buenas y completas como para no sentirse culpable.
Y de verdad, vergüenza me daría a mí criticar a alguien por tomarse con humor el no poder dar el pecho a tu hijo aunque quiera. Tanto rollo con la lactancia materna, de verdad.

Anónimo dijo...

Anette, no sólo existen las mujeres con poca leche, también los niños enormes como el mío que no tienen bastante (con tres años sigue siendo muy grande, ya usa ropa de seis). Y una pediatra me hizo sentir fatal porque con mirada desaprobatoria me dijo que algo estaba haciendo mal si tenía que darle un biberón al día. Me obsesioné tanto que apuntaba todas las tomas, los minutos que estaba en cada pecho, le ponía al pecho cada hora o menos... y no había forma, siempre por la tarde se quedaba con tanta hambre que un biberón caía. Hasta que su pediatra actual me dijo que el niño era muy grande, y que si tenía hambre y ya le había puesto al pecho, pues que le diera un biberón, que no pasaba nada. Y eso fue lo que más me ayudó, que alguien me dijera algo natural y con sentido, y no que todo lo que leía y me decían algunas personas dirigía la culpa a mi forma de hacer las cosas. Hay que desdramatizar todo, porque aunque me considero una persona muy racional, llegué a obsesionarme mucho. Cuando tienes un hijo (sobre todo el primero) todo lo ves desde otro punto de vista (y tampoco ayudan la falta de sueño, las hormonas descontroladas, la falta total de experiencia en muchas cosas...)