domingo, 1 de abril de 2012

Sentados en la mesa o en un coche ¿las chicas con las chicas y los chicos con los chicos?

Es una tontada pero nos ocurre a menudo. En las comidas y cenas de amigos de toda la vida, siempre nos sentamos los hombres en un lado y las muferes en otro. A algunos les parece horrible y discriminatorio pero la verdad es que lo pasamos de coña.

Otro "fenómeno" habitual es que en el coche los hombres se pongan delante y las mujeres detrás excepto cuando no son conocidos. Con el ruido las féminas hablan de lo suyo y los del sexo contrario también.