lunes, 31 de diciembre de 2012

Tricotilomanía o manía de tirarse de los cabellos

Es curioso pero es un periodo de unas dos semanas he visto tres niños con este trastorno. La tricotilomanía es una necesidad irresistible de arrancarse el cabello de cualquier parte del cuerpo. Se puede empezar a padecer a cualquier edad pero es más frecuente durante la adolescencia. Este trastorno provoca que las personas se arranquen, con mayor o menor intensidad, sus propios cabellos del cuero cabelludo, las pestañas, las cejas o cualquier otra parte del cuerpo, apareciendo "zonas calvas" más o menos extensas. Se considera como un como un trastorno de control de impulsos, pero todavía no está claro si se ha de clasificar como un hábito, una adicción, un tic o un trastorno obsesivo-compulsivo. Actualmente, se está de acuerdo en que forma parte de un conjunto de “comportamientos repetitivos enfocados hacia el cuerpo” en el que se incuirían el pellizcar la piel y comerse las uñas, por ejemplo. Es tan frecuente e, iccluso puede llegar a ser tan humillante que hay organizaciones para ayudar a personas con tricotilomanúa o rascado continuo de la piel. una de ellas es española. Algunos, además, tienen tricofagia (comer cabello )que es la ingesta del pelo que se acumula en el estómago en forma de bola, o tomando la forma de ese órgano  Se ha de extraer por endoscopia o quirúrgicamente, si es de gran tamaño.

También hay otro trastorno curioso, mal clasificado todavía, denominado dermatilomanía (en inglés compulsive skin picking) caracterizado por el impulso repetitivo de rascar, pellizcar o excoriar la propia piel, y que puede provoca lesiones cutáneas.

No creo que tenga nada pero vean esta curiosidad: a David Fernàndez, diputado CUP-AE en el discurso de investidura del nuevo president de la Generalitat en el Parlament de Catalunya. Tiene comentarios cáusticos y demoledores. El motivo de ponerlo no es político, aunque tiene su interés, sino porque se observa en la actitud del orador una tendencia a pellizcarse el brazo izquierdo con frecuencia mientras habla. ¿Nervios del momento? ¿Tendencia habitual?