miércoles, 26 de diciembre de 2012

Los niños mimados e insoportables son cada vez más frecuentes

Es desagradable estar al lado de un niño mimado; es indisciplinado y manipulador. Tiene un patrón de conductas bastante características e irritantes para los que le rodean:
  1. No siguen las normas ni cooperan 
  2. No hacen caso al «no», «basta» u otras órdenes de los cuidados
  3. Protestan por todo
  4. No distinguen entre lo que necesitas y lo que desean
  5. Insisten en hacer lo que ellos quieren
  6. Son injustos con los demás y se vuelven mandones
  7. No respetan los derechos de los demás
  8. Intentan controlar o manipular cualquier situación
  9. Toleran mal las frustraciones
  10. Lloriquean o tienen rabietas frecuentes
  11. Se quejan constantemente de estar a aburridos 
El niño mimado no nace, se hace. La principal causa de que un niño sea "un mimado" es una actitud permisiva e indulgente por parte de los padres que no saben hacerse respetar y les permiten las rabietas y los lloriqueos, convirtiéndoles en personas egoístas. 

La causa principal de que los padres sean tan permisivos suele ser debida a su estilo de vida o a que, por estar ausentes por el trabajo, se sienten culpables. Muchos padres todavía no saben distinguir entre las necesidades reales del niño (como comer) y de sus deseos/caprichos (como jugar o comprar una chuche). Los niños mimados son rechazados por los demás.

Por desgracia, estos niños son los que reciben más regalos durante las fiestas navideñas.

10 comentarios:

Martamarr Mar dijo...

"no nacen, se hacen", exacto, ahí está la clave :)

Lupus dijo...

Totalmente de acuerdo.

Algo que también he visto mucho es catalogar a un niño como 'mimado' cuando sólo es asustón, o tímido (o peor aún, cuando ha recibido maltrato).

A los verdaderos mimados, sin embargo, los tienen por 'extrovertidos' (nada que ver)

En fin, el mundo está loco.

Anónimo dijo...

pastillasparatodos

http://yoamoaalguiencontdah.blogspot.com.es/2012/12/tocate-los-huevos-los-berrinches.html

mireia ne na dijo...

Señor, está algo quemado, dese un descanso que seguro puede permitírselo y la infancia se lo agradecerá

Anónimo dijo...

Mas que niño mimado yo lo definiria como mal criado.
Se pueden dar mimos hasta el infinito y no por ello descuidar la enseñanza de las normas basicas que sirven para vivir en sociedad.

Yo conozco a niños bastante mimados (entre ellos los mios) y no por ello tienen las caracteristicas del articulo, todo lo contrario ya que saben jugar con otros niños, esperar su turno, decir por favor y gracias, etc. En cambio conozco otros que si las tienen y desde luego que copian las explosiones de enfado y el no saber estar de sus padres.

De todas formas, un niño aprende a controlar sus impulsos y a tolerar mejor la frustracion a medida que va cumpliendo años y toma ejemplo de sus padres, no se puede pretender que aguante estoicamente todo mientras ve que sus padres montan en colera por cualquier nimiedad.

Dr. Santi dijo...

Mireia ne na: me intriga su comentario. ¿A qué se debe?

Pilara dijo...

En el artículo falta mucha información, ¿qué edad tienen los niños a los que se refiere? Muchas de las cosas que ha mencionado son normales en niños de 2 y 3 años. Y casi me atrevería a decir en niños mayores, de 5 años. A cada edad podremos pedirles algunas cosas, las que, por su propio desarrollo, son capaces de hacer. Pero es absurdo, e inútil, pedirles que se comparten de cierta manera cuando no están preparados para ello. Por eso falta información, no es lo mismo un niño de 4 años que un niño de 10.
Con lo que no estoy de acuerdo es con lo que ha dicho sobre el jugar. Un niño necesita jugar y para él es tan importante como el comer, nunca será un capricho. Debemos respetar sus necesidades si queremos que ellos aprendan a valorarlas. Si nosotros las obviamos ellos serán los siguientes en no respetarse a sí mismos.

Anónimo dijo...

Una verdad como un templo, Dr. Q parte del cerebro les fatará a los q no entienden su comentario?

Anónimo dijo...

De acuerdo con anónimo de 27 de diciembre y con Pilar.
El verdadero problema son los adultos "mimados" o, mejor dicho, malcriados. Que también hay y cumplen todas estas características.
los niños están desarrollándose y, como han dicho, ciertos comportamientos son normales en elllos y también justuficables, entiéndase bien, con ciertos límites, por supuesto.
Hay que aprender, practicarlo todos los días y no dejar de intentar ponernos en la ppiel del otro, Entenderíqmos muchas cosas.

Anónimo dijo...

Muy buena infotmacion pero como podemos parar con esos berrinches mi niña tiene 4años y tiene algunos puntos k mencionan arriba pero es mas comun cuando llega su papa d trabajar o esta aki con nosotras es muy berrinchuda.
A vienta cosas patea pega pellisca grita se encierra en su habitacion y llora x bastante tiempo y no se que hacer tenia pensado llevarla cpn un psicologo y incribirla a una clases d ballet