lunes, 22 de octubre de 2012

Debo ser un poco raro

Que tristeza, ha llegado el frío y con él la imposibilidad de ver lo que much@s quieren enseñar con disimulo o no. Esa foto la puse hace mucho tiempo; en ella, un jovenzuelo observa el canalillo de una hermosa señorita. No sé si el jovencito se ha vuelto añoso y la señorita ya va va con bastones. La imagen muestra la atracción de la mirada hacia unas supuestas cuervas anatómicas que hacer volar la imaginación.

Digo que soy un bicho raro porque mi imaginación no me hace atractivas muchas cosas de mi alrededor:
  • no disfruto con la selección catalana de fútbol
  • no vibro con la selección española de fútbol
  • no me emociono con la bandera española
  • no me emociono con la bandera catalana
  • no me gustan las sardanas (de lo más aburridas)
  • no me gustan los bailes regionales
  • no me siento catalán acérrimo
  • no me siento español acérrimo
  • me gusta escribir en español
  • no me importa escribir en catalán
  • hablo perfectamente castellano
  • hablo perfectamente catalán
  • tengo dificultades con el inglés 
  • no me gustan los políticos catalanes
  • no me gustan los políticos españoles
  • votaré porque el que no vota y se queja no tiene razón de hacerlo
  • sigo deshojando la margarita en muchos temas que dudo
Está claro que tengo un problema. Llamaré a Houston... pero todavía me gusta lo que mira el jovenzuelo.

4 comentarios:

Jose Antonio Quirós Serna dijo...

Excelente reflexión, comparto muchos puntos (yo le llamo valenciano en lugar de catalán).

Además, cuando entre amigos se tercian conversaciónes tan 'profundas' como las de "y tú de qué equipo de fútbol o qué te emociona o qué no" yo empiezo finiquitando el tema diciendo que soy un ser humano y lo único que hago es vivir y así no pierdo el tiempo en ellas.

Un saludo.

Lucia dijo...

Y lo peor de todo es que la inmensa mayoría pensamos así, pero... ¡somos tan silenciosos!

Anónimo dijo...

Dr Santi, le entiendo perfectamente, digamos que es vd menos manipulable que la media...enhorabuena

Meritxell calzón dijo...

Comparto la misma reflexión. Detesto tener que posicionarme ante esta situación. Le pediría a nuestros políticos menos sentimiento y más ética.
Felicidades por el blog Dr. Le admiro y le sigo!!