viernes, 1 de junio de 2012

Intolerancia a la lactosa

En un rincón de un ordenador, a punto de ser cedido a un tercero, trasteé con Google Desktop y me  encontré con un montón de preguntas que me enviaban los padres a una revista, hace ya unos cuatro años. Me ha parecido interesante reproducirlas.

¿Me puede explicar que es la intolerancia a la lactosa? 
La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y sus derivados. Como es difícil de absorber por los intestinos, éstos tienen una enzima llamada lactasa que la descompone para facilitar su absorción. En muchas infecciones intestinales la lactasa desaparece y la lactosa no se digiere bien produciendo gran cantidad de gas y molestias intestinales como: eructos, regurgitaciones, vómitos, diarrea, dolor abdominal y abdomen distendido. Las deposiciones en los niños pequeños tienden a ser malolientes e irregulares (un día son normales otro día diarreicas). En los niños, la intolerancia a la lactosa suele ser transitoria y reversible en la mayoría de los casos pero para acelerar la recuperación es recomendable hacer una dieta sin lactosa, es decir, eliminando de la dieta aquellos alimentos que la contengan durante el tiempo que indique el pediatra hasta la recuperación definitiva. La dieta sin lactosa, fundamentalmente, consiste en eliminar la leche y los productos derivados de la misma (leche en cualquier presentación, quesos, yogurt, helados, flanes, cremas, natillas, mantequillas, requesón, cuajada). La duración de la intolerancia a la lactosa es imprevisible: mientras en unos niños se resuelve rápidamente una vez recuperados de la infección intestinal en otros puede durar meses.

Addendum: el redactado anterior esta un tanto pasadillo en el tiempo, y la intolerancia a la lactosa es tan popular que hay webs dedicadas  al tema. En los supermercados es fácil encontrar leches especiales como Kaiku, Pascual, Celta, Covap, Lactel, Hacendado, Président (baja en lactosa), Carrefour (baja en lactosa)