martes, 7 de febrero de 2012

¿Saben poner límites a sus hijos?

Muchos papás no saben lo que significa el término poner límites a un niño. Es ponerle un cerco y decirle "hasta aquí puedes llegar". La norma debe darse antes, sabiendo que el niño entiende el mensaje, ofreciéndole alternativas. Todos aprendemos por repetición y, por ese motivo, deben ser recordadas especificando siempre las consecuencias que tendrá en caso de no cumplirse.  Las normas de conducta se han de adaptar a la edad de el niño y han de ser pocas pero necesarias para una buena convivencia. Si se cede, después costará mucho más retomar nuevamente el respeto de esas normas.

A los niños con normas sencillas, comprensibles para su edad mental y repetidas les dan seguridad y protección al saber lo que tiene que hacer. Aprenden a cononocer cómo reaccionarán sus padres y a tener criterios claros sobre el respeto a los demás, el control de sus acciones y el cuidado de su entorno.

8 comentarios:

Natàlia dijo...

Cuanta razón tiene, poner limites una dura tarea que no permite ni un dia de descanso, si un dia bajas la guardia ellos aprovechan para echar por los suelos el trabajo de días o meses y ala a volver a empezar!!!

Jaume Guinot Zamorano dijo...

Es la gran batalla que tenemos los psicologos con los padres, pero eso que parece sencillo y es sencillo de hacer les parece una gran y enorme montaña y por eso no lo hacen

maría dijo...

Tan fácil de decir y tan dificil de hacer y más cuando tus hijos por cuestiones laborales están en manos de varias personas a lo largo del día.
Pero se intenta y hasta a veces se consigue algo

Azina dijo...

Soy profe de Secundaria y tengo un montón de alumnos estupendos que tienen (relativamente) claro cómo debe ser su comportamiento. Por supuesto tengo también algunos alumnos a los que sus padres no han puesto un solo límite en su vida...
A veces me da tanto miedo no saber estar haciendo las cosas un poquito bien con mis hijas aún pequeñas.... Sobre todo porque convivo a diario con las consecuencias de esa falta de límites.

Era una reflexión en alto...

Anónimo dijo...

Se puede decir más alto pero o más claro!

Montse

Anónimo dijo...

No es necesario utilizar la frase "poner límites", es solo indicar las reglas de hogar. Ojo deben ser indicadas, no tratadas con los hijos, ellos deben cumplir lo indicado. Ellos pueden hacer tratos dentro de sus horas de juego. Las reglas deben ser cumplidas y de no hacerlo aplicar consecuencias con frases como "tu lo perdiste" y/o "muchas gracias hijo(a)". No utilicen castigos ni premios. Las reglas deben ser breves y sencillas (4 ó 5 reglas no más).
Los juguetes o lo que deseen comprar a sus hijos no deben ser condición de buen comportamiento ni usado como condición de una conducta positiva, de ser comprado un juguete debe ser de forma indistinta.
Saludos.
Ps. Yulin Osorio - Terapeuta en Modificación de Conducta - APEPLAC - PERÚ

Anónimo dijo...

Me encanta su blog, por lo que aprendo y porque veo que usted tiene unas ideas sobre educación y un "saber estar" que me gustan.

Muchas gracias por compartir con nosotros sus pensamientos

Anónimo dijo...

Poner límites y normas a los hijos no quiere decir que seamos dictadores. Es lo que muchos padres/madres creen. Un niño sin normas se vuelve dictador, pone sus propias normas y además exige que se cumplan. Entonces empiezan los problemas.