jueves, 14 de abril de 2011

Magrear sí. follar, no

Dr. Santi, ¿qué le ha pasado? ¿se le han fundido las neuronas'?  ¿cómo puede ser tan basto?. Estas expresiones algo vulgares pero  correctas y contundentes,  son unas buenas recomendaciones a los adolescentes para cuando empiezan sus escarceos amorosos. La adolescencia implica la explosión sexual y en El Mundo (G.U.Campus) del 13 de abril hay un estupendo reportaje de la periodista Rebeca Yanke titulado "Promiscuidad al acecho" en el que en letras destacadas resume parte de la entrevista telefónica, MÁS "MAGREOS" Y MENOS COITOS, refiriéndose al petting, que me hizo hace pocos días. Los registrados, imagino que lo podrán ver a través de megaupload o fileserve y leer el artículo entero. Este breve comentario, a palo seco, queda aislado del cariño, de la afectividad, del amor y del respeto al otro que deben ir ligadas a la relación de pareja.

A pesar de que el adolescente español es "conservador" se expone a riesgos innecesarios. Hay mucha información y poca formación y los riesgos de embarazo y de infecciones de transmisión sexual (ITS) son muy elevados.

Con el tiempo te das cuenta de que si eres sincero y educado llegas a decir cosas inimaginables para mí hace unos años. No creo que este post sea grosero pero el título se las trae.


PS. Rebeca Yanke es una joven periodista con dilatada experiencia en la red. Ha hecho diversas colaboraciones para medios como El Semanal Digital, o sites literarios como http://losnoveles.net entre otros. Actualmente trabaja para El Mundo y mantiene diversos sites que podrás encontrar en su fotolog.