lunes, 18 de octubre de 2010

Chabela

Soy un admirador de los agudos pensamientos del ensayista estadounidense Elbert Hubbard (1856-1915). Hoy voy a añadir uno más en mi blog:

Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite.

Este post está dedicado a una mujer llamada Chabela. Ustedes no la conocen ni la conocerán. Chabelas hay muchas pero yo les quiero hablar de una que me emocionó hasta lo más profundo de mi interior. Si ella lee este post lo entenderá aunque ustedes no y, se quedarán con las ganas de saber quién es.

Por razones que no vienen al caso, con Chabela superé con creces y sin mala intención los 5 minutos impuestos por el ensayista. Ello provocó un malentendido entre los dos causándole un gran malestar y tristeza. He tenido la fortuna de que ella, con su delicadeza, con su educación y con su bondad viniera a decírmelo; cuando escribo esto casi se me está haciendo un nudo en la garganta.

Habrá algún mal pensado por ahí que en su interior se esté preguntando:¿quizás el doctor Santi ha tenido alguna aventura? Pues no; cuando Chabela vino a verme, mi esposa Carmen estaba presente y se emocionó tanto como yo.

Gracias, Chabela

3 comentarios:

Javi dijo...

Muchísimas gracias Dr. Santi :)

Un abrazo fuerte!

Javi

Anónimo dijo...

Todo el mundo tiene derecho a todo,a ser lo que sea y por el tiempo que sea,pero cuanto dolor se causa innecesariamente...por que? para que?
Pero me pregunto quien entiende el dolor de cada cual.
y me acuerdo de una profesora de latin que tenia en el colegio y que decia:An tes de hablar pensar y despues de pensar,mejor no hablar.

mamá R.N dijo...

querido santi,
gracias a ti.
:)