sábado, 9 de mayo de 2009

Una idea "hostelera" para la lactancia materna

La lactancia sigue siendo un problema para las madres. No sé cómo se las ingeniaban nuestros ancestros pero seguro que no tenían tanta información como ahora y sin embargo, por narices, no tenían otro remedio que darlo. Muchos bebés debían quedar por el camino y la selección natural debía dejar vivos sólo a los más fuertes como debe ocurrir en estos momentos en los países menos desarrollados. En cambio en la consulta veo lo mal que lo pasan las madres con las grietas. Los hombres no conocemos ese dolor pero debe ser intensísimo como para hacer desistir a una madre que quiere dar el pecho y no lo soporta. Llaman a lugares donde, según se afirma, hay grupos de apoyo y teléfonos para recurrir en casos desesperados. Un ejemplo sería la Liga La Leche de la que el conocido pediatra Carlos González fue unos de los pioneros en introducirla en España. Sin embargo, algo falla. El dolor por las grietas del pezón es el enemigo número 1 para la lactancia materna. Me dirán que es por una mala instrucción pero no estoy seguro de ello.

Por otra parte veo que esos grupos no están tan al alcance de las madres. Si ustedes me dan la dirección de uno que funcione perfecto en Barcelona y Comunidad Catalana, envíenmelo por favor. Tras la charla de ayer, en el hotel donde estoy hospedado, he visto en una zona de la recepción a un grupo de madres dando el pecho. Tomaban sólo agua y en la recepción me han confirmado que cada día se reunen a esa hora.

Me ha parecido una buena idea. Las madres no se conocían entre sí pero todas las que viven cerca del hotel o, por facilidad en el transporte, "se apuntan al carro" y unas se ayudan a otras. El hotel les deja una zona amplia y cómoda a una hora de "poco tráfico" y ellas hacen una consumición reducida. Es como los bares que han instalado aparatos de TV gigantes para ver un partido de fútbol con los amiguetes mientras se toman una (?) cerveza.

Es una sugerencia. En estos tiempos de crisis más que nunca se intentará la lactancia materna y aquel empresario de hostelería sensibilizado por el tema y avispado, puede convertir un local vacío en algo alegre aunque sea con pocos ingresos.

5 comentarios:

EVA dijo...

Dr. Santi,

yo tube muchas suerte de tener una comadrona en el CAP d'Esplugues de Llobregat, que gracias a sus clases pude dar de mamar a mi bebe 2 años. Más suerte aún cuando gracias a ella me recomendó un gran pediatra que había trabajado con ella en Sant Joan de Dèu, les suena quien podría ser...?
Ella se llama Mª José, siento no poder dar los apellidos ya que no los recuerdo, pero siempre estaré agradecida.

Maria dijo...

Dr Santi:
En la policlínica Tibidabo, en Barcelona, dan clases de preparación al parto y postparto y te ayudan un montón con el tema de la lactancia.

Lules dijo...

Dr. Santi,
Si la lactancia sale rodada es fácil dar el pecho, pero como tengas qualquier pequeña dificultad son más las voces que te animan (por tu bien, dicen) a abandonar que a seguir. Además te puedes encontar con disparidad de criterios entre los profesionales sanitarios y algunos estan faltos de buenos conocimientos sobre la lactancia. En fin...
Una alternativa al contacto presencial -que es lo mejor especialmente para primerizas- son los foros de internet donde puedes compartir experiencias y conocimientos con otras madres (y padres), como por ejemplo http://maternidadinstintiva.activoforo.com/. Ah, me encanta su blog, gracias por compartir con tod@s sus reflexiones.

Nadona dijo...

Totalment d'acord amb Lules quan diu que l'entorn no acompanya la lactància. Jo lacto al meu fill de 25 mesos i és gràcies al responsable del suport a la lactància del CAP de Molins de Rei. Si no hagués estat per ell el meu fill hagués deixat la lactància al mes de néixer.
A mi m'han dit 3 professionals de la salut que deixi de donar el pit al meu fill: el pediatra, la ginecòloga i l'homeopata.

Sol dijo...

Conozco un grupo en Barcelona que se llama Alba. Puedes consultar su web en http://www.albalactanciamaterna.org/

Por cierto, que andan diciendo en Alba que muchos de los problemas de grietas en los pezones se deben al frenillo sublingual, que en ocasiones es tal el freno que impiden al niño succionar con eficiencia.