martes, 24 de marzo de 2009

Qué lema le parece más adecuado

En abril del 2010 celebraremos en Salou el XX Congreso de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente y yo formo parte del comité organizador . He propuesto una mesa redonda sobre el vino y no sobre el alcohol. En cuanto se habla de adolescentes y drogas invariablemente salen a relucir tabaco, alcohol, marihuana, cocaina y drogas de síntesis.

Mi intención es hacer entender a los padres y jóvenes que el alcohol y el vino no son lo mismo aunque el segundo lleva lleva un porcentaje máximo del 14% del primero. El vino, consumido con moderación, es saludable y es un integrante de la conocida dieta mediterránea. Ahora estoy intentando que los productores vinícolas se apunten a la iniciativa y nos ofrezcan, además de conocimientos científicos, la posibilidad de hacer un taller degustación con padres e hijo para promover una cultura de consumo de vino adecuada. Para lograr eso estoy pensando en algún lema que ayude a diferenciar el consumo de vino del alcohol. Les pongo algunas sugerencias y les ruego que me digan la que les gusta más o me sugieren alguna nueva.

  1. Si bebes vino, saboréalo
  2. Si bebes, hazlo bien
  3. Disfruta con el vino, no con el alcohol
  4. No al alcohol, sí al vino
  5. No al alcohol, disfruta con el vino

En la juventud de algunos de mis lectores, entre los cuales me encuentro, nos ponían un vasito de vino con gaseosa para comer y para merendar pan empapado con vino y azúcar. No recuerdo a nadie que se volviera alcohólico con ese consumo. A algunos, con padres más pudientes, les daban Quina San Clemente o Santa Catalina para reforzar y abrir el apetito de sus vástagos. El éxito de otros brebajes era enorme como el Agua del Carmen o la Melisana, bebidas espirituosas para levantar el ánimo, de las que malas lenguas aseguraban que las monjas se pegaban unos "lingotazos" de aúpa.

Estoy intentando localizar bodegas catalanas a través de INCAVI (Instituto Catalán del Vino) pero, de momento, me dan largas. S ustedes conocen otra organización que me eche una mano...

15 comentarios:

SJR dijo...

A mi me gusta más el primer lema, Si bebes vino, saboréalo. En cuanto a las bodegas, porqué no contacta con las bodegas más pequeñas? lo podría hacer a través de alguna cooperativa o a través del ayuntamiento de Sant Sadurní si el INCAVI les da largas... pero seguro que están más predispuestas que las grandes marcas.
La verdad es que es muy buena idea... se podría extender al cava? Ya sé que no es lo mismo que el vino, en cuanto a beneficios pero es parte de nuestra cultura.

Juana dijo...

Mi hija es adolescente, dice que sus compañeros jamas beben vino. Estoy con usted, enseñarles a consumir buen vino, con moderación y con respeto al trabajo bien hecho, que es en definitiva lo que supone hacer "buen vino".

Anónimo dijo...

Estoy en parte de acuerdo con enseñar a consumir el vino con moderación, pero no sólo el vino. Al final por muy bueno que sea su consumo moderado, no estoy de acuerdo en separarlo del alcohol, creo que es un límite como mínimo complicado de definir y explicar a los adolescentes.

Anónimo dijo...

Uff!! Dr.Santi, en mi opinión, creo que éste es un terreno pantanoso. El alcoholismo es una enfermedad grave y no hay ningún marcador, en la actualidad, que pueda detectar la predisposición de cada individuo a padecerlo. Por mucho que enseñemos a nuestros hijos las bondades de los buenos "caldos" (por otro lado, poco asequibles para los bolsillos)¿cómo podemos saber si nuestro hijo no va a desarrollar la enfermedad? La línea que separa USO y ABUSO es muy fina, y en la adolescencia...casi imperceptible.
El alcohol es una droga legal, tolerada por la sociedad, pero casi en cada esquina de las calles de nuestras ciudades hay un centro de alcohólicos anónimos y la cobertura de la Seguridad Social para los enfermos es prácticamente nula. Yo sería partidaria de que se hiciesen buenas campañas sobre el alcoholismo y que los adolescentes hicieran visitas a centros de alcohólicos anónimos y fuesen conscientes de los daños reales que produce el alcohol en las personas y sus familias. Los padres podemos educar a nuestros hijos con nuestro ejemplo, es la mejor forma, y la cultura del buen vino es uno de los temas a tratar.

Laia dijo...

De pequeña mi abuelo nos daba a los nietos pan con vino y azúcar (riquísimo!!) y la quina Santa Catalina caía alguna que otra vez (decía el anuncio: "Quina Santa Catalina, es medicina y es golosina"). Por cierto, no bebo casi nunca, sólo alguna cerveza de vez en cuando. Y no me he emborrachado jamás. ¿Genética?

C3PO+R2D2 dijo...

Brindo por ti.
Brindo por la amistad.
Brindo po el amod.
Brindo pod mi.
Bdindo poo toooo dioss.
Bindo po bindá.
Buediiisimo. Yuhuu.
Bindo otra ved.
Grindo borgue dengabos éssito y guidadín gon la garrederaaa!!!, busashos.
Zi gebes do gonduzgass.
Oye, ¿tu guien edes? Hic. GELICES NAVODIDES Hic.

h dijo...

Elección 1: si bebes vino, saboréalo.

o... nueva versión:
El vino ... por su sabor -y no por su alcohol-


PD:
¿ha visto el chiste de ayer de forges?

http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20090323&autor=&anchor=elpporopivin&xref=20090323elpepivin_1&type=Tes&k=

Marsal dijo...

Estimado Doctor, de los lemas mencionados me decanto por el primero sobre saborear el vino, aunque no menciona el problema del alcohol, por lo que podría proponer un título tal como: "el placer del vino ante el problema del alcohol". Un saludo.

Irka dijo...

De tener que elegir uno, me decanto por el primero pero tampoco me llena del todo. Yo soy más del "¿Para beber? Un buen vino, gracias". Y me cuesta tanto imaginar a nuestros jóvenes degustando un buen tinto y evitar la imagen del calimocho de plástico... Mis hijos aún son pequeños, pero miedo me da.

He de decir que mi marido se crió en un pueblito y su abuelo le daba para cenar casi a diario un huevo cocido enterrado entre las las brasas de la lumbre y, de postre, un traguito de tinto peleón bebido en la propia cáscara del huevo. Y mi marido tan orgulloso... No sé, en cambio creo que sería incapaz de dárselo a sus hijos ahora. Menuda incongruencia, no?

EVA dijo...

Apuesto por el primer lema, Si besbes vino, saboréalo. La moderación es la clave de todo en la vida!!! hay que disfrutar.

Anónimo dijo...

Me gusta la opcion de Marsal, no sólo se trata de saborearlo,es importante en insistir en el tema del alcoholismo.
Por cierto, hablando del agua del Carmen, el dia de mi boda, el chofer que me conducía hacia la iglesia en compañía de mi padre, me sacó una botellita con la forma típica de la virgen. Me comentó que muchas novias se le desmayaban...
saludos, marisa

Anónimo dijo...

CON EL ALCOHOL TOLERANCIA CERO!!! Ya han habido demasiados muertos por su causa!!! No creo que sea buena idea frivolizar con el tema,doctor.

Anónimo dijo...

Podría ser algo así como: alcohol no!!! saborea el vino con moderación.

SOBRELASCASASYSUSCOSAS dijo...

Hola Santi!
Veo que hoy has causado polémica, estarás contento!
Si has propuesto "una mesa redonda sobre vino y no sobre alcohol": creo que tampoco has de hablar de alcohol en el lema, habla del vino.
Conocer es entender, acercar el conocimiento a los niños es básico para que entiendan de vino, de pintura, literatura,de coches....
Tal vez lo que incomoda es el hecho de poder incitar a un adoslescente a beber, a saborear,a disfrutar "Conozcamos el vino" o similares son políticamente mas correctos.
Un beso,
Natalia (Vio+Maf+Lea)

Marta. dijo...

Hola Santi,
Me encanta este tema que has propuesto.Beber vino va unido a comer bien, sentado, tranquilo, en un ambiente agradable...¿Cuántos jóvenes comen así? Por lo que yo he visto priman el "fast food", el botellón en cualquier sitio, rápido y que no nos vea la poli...Para mí el eslogan ideal sería: "Relájate y disfruta: bebe una copa de vino y activa tus 4/5 sentidos" ya que el vino es un placer no sólo al gusto, si no al olor, a la vista y al tacto. Mi padre que trabajaba con el cava, decía que el cava era superior al vino porque además activaba el placer del oído (al descorchar la botella y al oir las burbujas subir a la superficie).
Ya pensaré en algo más por si puedo ayudar.