viernes, 2 de enero de 2009

Empezamos el año bien. Honra a los cirujanos cardíacos

Es día 31 de Diciembre, último día del año y todo el mundo se está preparadondo para el jolgorio. Sir Edwards, muy amigo mío, está muy enfermo del corazón y sólo puede salvarle un transplante. Durante varios meses ha ido empeorando y estaba localizable por un busca. En cuanto sonara debía ir de urgencias al Hospital Clínico, estuviera donde estuviera sin pérdida de tiempo.

Ese día sonó hacia la tarde noche. Pasó de un corazón viejo a uno nuevo la noche de Fin de Año gracias a esos médicos maltratados por la sociedad, con sueldos míseros y con vocación de hierro. Asimismo quiero honrar y dar las gracias a todo el personal sanitario que intervino para que mi amigo siguiera viviendo.

El otro día me tocó hablar de la muerte y hoy, afortunadamente, de una nueva vida.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro por su amigo, y por los pobrecitos médicos tan maltratados por la sociedad y el estado que tan bien han hecho su trabajo.
Bravo por los dos, no, por los tres, me alegro de que usted haya tenido una entrada de año tan buena, Dr.

Feliz 2009!!!

Anónimo dijo...

pobres médicos maltratados por la sociedad ¿?¿?¿?
supongo que es ironia, ¿no?

Anónimo dijo...

Feliz Año Doc, esperemos que traiga muchas buenas nuevas.
Lo de maltratados... todo depende de la luz que entre por la ventana, hay también algún que otro maltratador de pacientes,... pero bueno, estamos en días de PAZ Y FELICIDAD... tengamos la fiesta en paz que los Reyes están observando muy de cerca nuestros pasos.

Dr. Santi dijo...

Pues no, no es ironía. Hasta hace poco el médico de guardia de Sant Joan de Deu cobraba unas 100 pts. la hora. Comer me cuesta 3,50€, precio de acuerdo a los salarios. La gente se deja deslumbrar e incluso se hipoteca por la cirugía plástica. ¿Que cuesta que un lampista te venga arreglar una pequeña avería?

Los maestros y médicos han perdido el reconocimiento que antaño tuvieron al ser convertidos en funcionarios sin alicientes.

Amin dijo...

Me uno al homenaje al personal sanitario que a diario salva vidas en este país. ¡Ojalá que en 2009 se den las condiciones para que nuestra sanidad no deje de mejorar!

Feliz año